Lucha contra el COVID hizo colapsar su espalda | Enfermería UNAB
Alumni

Fue en mayo del año pasado cuando Tamara Molinet, enfermera titulada en la U. Andrés Bello, relató su experiencia atendiendo pacientes críticos por COVID-19 en el Hospital El Pino. A un año de esa entrevista, quisimos saber cómo ha sido esta segunda ola de la pandemia en su vida.

Escrito por

 

Costó ubicarla porque el tiempo es escaso y la demanda es grande. Tamara Molinet es una de las mujeres que se ha mantenido firme en la “primera línea” en la lucha contra el Covid-19 en el Hospital El Pino.

Titulada en la Facultad de Enfermería de la U. Andrés Bello, esta joven de 27 años no ha dejado el cuidado de pacientes en riesgo vital y relata cómo ha sido esta segunda ola de la pandemia, del desgaste del equipo de salud y de cómo el trabajo, incluso, dañó su propia espalda.

¿Pensaste que la “segunda ola” de la pandemia sería más severa que la primera?
Sí, en realidad como equipo estábamos preparándonos para el aumento de casos, ya que evidentemente la gente no estaba respetando las medidas de prevención. Se podía ver a las personas transitar sin mascarilla, grupos de gente en plazas, ferias libres repletas, etc. Considero que posterior al inicio de la inmunización la gente se comenzó a relajar más.

“En general, todos los turnos son agotadores, estás trabajando al 100% 24 horas. Sin duda alguna los turnos más fuertes son aquellos en que debes enfrentar el fallecimiento de uno de tus pacientes”.

¿En qué has evidenciado el agotamiento de los equipos de salud durante esta pandemia?
Se evidencia en el día a día, en las conversaciones cotidianas que tenemos, donde todos llegamos al mismo consenso: cansancio. Además se visualiza en la salud mental, muchos de mis colegas han colapsado emocionalmente, ya que son muy fuertes y extenuantes las jornadas de trabajo, por lo que las licencias psiquiátricas han aumentado. Personalmente, durante la pandemia tuve licencia debido a que tengo una hernia lumbar y con tantos pacientes pronados (acostados de boca) colapsó mi espalda.

¿Cuál ha sido tu turno más extenuante de lo que va la pandemia?
Mmm difícil comentar sólo uno. En general, todos los turnos son agotadores, estás trabajando al 100% 24 horas. Sin duda alguna los turnos más fuertes son aquellos en que debes enfrentar el fallecimiento de uno de tus pacientes, sobre todo, después de darlo todo, después de reanimarlo y hacer todo lo posible para que siga con nosotros y que pese al esfuerzo no se pueda. Es muy frustrante, triste y agotador seguir con el turno después de una pérdida.

Tamara Molinet

¿Crees que en la estrategia de Gobierno se dejó sin apoyo emocional y físico a los equipos de salud en pandemia?
Totalmente, no entiendo la estrategia del Gobierno. Al respecto, considero que solo se centra en tratar de mantener la economía en pie, por sobre la salud mental y física de las personas. Considerando lo anterior, me pregunto si ¿habrán pensado en algún momento en las necesidades del personal de la salud, más allá de un miserable bono y aplausos? Yo creo que no. Pienso que, además de preservar la salud de la población, también es importante que el personal de salud esté bien para atender a esas personas. Por lo tanto, es una deuda del Gobierno con nosotras y nosotros.

¿Qué te mantiene firme en los momentos complicados y de cansancio?
Sin duda mi familia, mis amigas y amigos, saber que ellos están sanos y que se están cuidando, saber que ninguno de ellos pasa por lo que pasan mis pacientes de la UCI me da muchas fuerzas y espero con todas mis energías que se mantenga igual. Además, la contención emocional que me brindan, el regaloneo diario y la preocupación por parte de todos mis familiares, eso es muy gratificante. ¡Los extraño mucho a todos!

 

Noticias relacionadas

Share This