Enfermera relata sus agotadores y estresantes turnos, sin dormir y trabajando sin parar | ORGULLO UNAB | Enfermería UNAB
Enfermería

Tamara Molinet se tituló el año pasado en la Facultad de Enfermería de la U. Andrés Bello y hoy como enfermera en el Hospital El Pino cuida a pacientes que se encuentran en riesgo vital en plena pandemia que azota a Chile y al mundo.

Escrito por

“Estudió casi dos años fonoaudiología en casona (UNAB), pero se dio cuenta que no era lo de ella” y puso sus ojos en una profesión que hoy la tiene en el grupo de profesionales de la salud que la tiene en la lucha contra el coronavirus.

A sus 26 años, Tamara Molinet Fuenzalida es enfermera en la UPC (Unidad de paciente crítico) del Hospital El Pino, en la comuna de San Bernardo, y se desempeña tanto en la UCI (Unidad de Cuidados Intensivos), como en UTI (Unidad de Tratamiento Intensivo).

La titulada en la Facultad de Enfermería de la U. Andrés Bello, reconoce que “mi hermana es enfermera (también de la UNAB), la veía a ella, me contaba lo que hacía en su trabajo y su amor por la enfermería me contagio jaja. Investigué sobre el rol de la enfermera y me llamó la atención, por lo que me cambié  de carrera y comencé a estudiar enfermería. Durante los años de estudiante me gustaba mucho, pero en el último año (internado) ¡Me encanto! Hice mi última práctica en la UCI del Hospital El Pino y ahí me di cuenta que esto era lo mío”.

¿Cuál es tu labor en el Hospital El Pino?
Soy enfermera. Mi principal labor es cuidar a pacientes que se encuentran en riesgo vital y favorecer la recuperación de sus distintas enfermedades y/o condiciones de salud. Además, tengo a cargo otras labores administrativas, que siguen en estrecha relación a la recuperación del paciente, como la contabilización de sus días hospitalarios, el tiempo de uso de sus dispositivos invasivos, la notificación de algún evento adverso, todos estos ítems que puedan significar el aumento de días de hospitalización, no asociado directamente a su motivo de consulta. Por otra parte, ser enfermera en mi lugar de trabajo significa ser responsable del funcionamiento óptimo del equipo de salud, reconociendo y categorizando las necesidades de nuestros pacientes, para que sean atendidas de manera oportuna por cada participante del equipo

“En el Hospital estamos trabajando con la modalidad de 24×3, es decir, turnos de 24 horas por 3 días libres.  Los días libres son difíciles de respetar, ya que no hay personal. Pese a la capacitación de enfermeras, no estamos dando abasto”.

Hay muchos funcionarios contagiados en este hospital por Covid-19 ¿Sientes miedo?
El miedo siempre está, lo que más me aflige es contagiar a alguien de mi familia. Por eso es que soy muy cuidadosa y estricta con respecto al manejo de los equipos de protección personal, pero lo más importante para enfrentar el miedo es la fe. Siempre tengo una actitud positiva y pienso que haciendo las cosas como corresponde y respetando las medidas de protección, el porcentaje de riesgo de contagio disminuye considerablemente.

¿Son muy agotadores tus turnos?
Sí, demasiado agotadores. En el Hospital estamos trabajando con la modalidad de 24×3, es decir, turnos de 24 horas por 3 días libres.  Los días libres son difíciles de respetar, ya que no hay personal. Pese a la capacitación de enfermeras, no estamos dando abasto. Por lo mismo hay que realizar turnos extras. Son turnos agotadores, estresantes, 24 horas sin dormir, trabajando sin parar las enfermeras, los técnicos de enfermería, auxiliares y médicos.

¿Cómo crees que te preparó la UNAB para esta instancia?
Me preparó de buena forma, sobre todo en mis prácticas clínicas. Como anteriormente mencioné, mi última práctica impartida por la universidad fue en la UCI, gracias a eso aprendí demasiado y hoy es el lugar donde trabajo. Agradezco a mis profesores los cuales me formaron siempre con una mirada holística con respecto a los cuidados que se le deben otorgar a los pacientes.

Tamara Orgullo UNAB¿Has tenido que enfrentarte a casos límites, en que está en juego la vida?
Sí, en la UCI manejamos pacientes con riesgo vital. Por lo que siempre damos lo máximo de nosotros, para poder sacar al paciente de ese estado. Es muy triste cuando no se logra ese objetivo, pero como equipo siempre queda la satisfacción de haber dado lo  mejor por y para el bienestar del paciente.

Estar en medio de una pandemia, ¿te ha hecho cuestionar el haber estudiado enfermería?
No, en estos tiempos es donde más reafirmo mi vocación. Sentir que por fin se valora el rol de la enfermera y del equipo de salud en general, es muy lindo, ya que somos el pilar fundamental en esta pandemia. Aprovecho esta instancia para agradecer el apoyo y amor incondicional de mis padres, familia, pareja y amigas en este período. A mi hermana, que al igual que yo, lucha día a día para entregar la mejor atención a cada uno de sus pacientes. A mi abuelita… ya nos volveremos a ver y abrazar. Y, finalmente, dar ánimo y las gracias a mis colegas de la UPC del Hospital El Pino, ya que entre nosotros nos apoyamos mucho en este momento tan difícil, donde estamos dándolo todo para ganarle al Covid-19.

Más información sobre los protocolos institucionales adoptados, así como los detalles de la campaña “Prevenir en UNAB”, pueden revisarlo en www.unab.cl/coronavirus. Para consultas adicionales pueden escribir a coronavirus@unab.cl.

Noticias relacionadas

Share This