Nuevo Instituto de Tecnología para la Innovación en Salud de UNAB
App-Innovación

La académica e investigadora Dra. Carla Taramasco asume la dirección del ITiSB, nueva unidad de investigación y formación de la Universidad Andrés Bello, que combina ingeniería y salud para mejorar la calidad de vida de las personas en Chile y el mundo.

Escrito por

Carla Taramasco cuenta que cuando realizaba su magíster en Ciencias Cognitivas en la École Normale Supérieure de París, quería trabajar en comprender cómo –a partir de ciertas ideas—emergen movilizaciones u organizaciones sociales. “¿Se contagian las ideas? Para comprender cómo se reproducen y transforman pasando de una persona a otra, lo natural era estudiar cómo se contagian las enfermedades”, dice.

Carla Taramasco directora del ITiSB

La ingeniera en Informática de la U. de Valparaíso, que además obtuvo un doctorado en Ciencia, con especialidad en Ciencias Humanas y Sociales de la École Polytechnique en París, trabajó en modelos epidemiológicos, en relación constante con los equipos clínicos, “siempre buscando aplicar los modelos desarrollados a problemas concretos”. Así es como llegó a combinar el área de la salud con la ingeniería, un cruce en el que ha realizado una destacada carrera que hoy le permite ejercer como directora del nuevo Instituto de Tecnología para la Innovación en Salud y Bienestar (ITiSB) de la Universidad Andrés Bello.

Esta nueva iniciativa estratégica tiene como misión potenciar el trabajo interdisciplinario entre ingeniería y salud con el fin de brindar soluciones tecnológicas avanzadas al sector, contribuyendo, además, a la formación de estudiantes, y al desarrollo de UNAB y el país. El Instituto de Tecnología para la Innovación en Salud y Bienestar funcionará al alero de la Facultad de Ingeniería, desde la sede de Viña del Mar.

Junto con expresar su entusiasmo y satisfacción por este nuevo desafío, la Dra. Taramasco señala que se ha encontrado con un ambiente propicio para generar y apoyar procesos de investigación aplicada. “Realmente ha sido muy grato, me encontré con un equipo –tanto en la Facultad de Ingeniería como en la Vicerrectoría de Investigación y Doctorado—capaz y eficaz, con procesos bien definidos, y por sobre todo, con voluntad de avanzar, cooperar y aportar al desarrollo del país. Estoy segura que podremos llegar a ser un referente nacional e internacional en investigación y tecnología para la innovación en salud”.

“Nuestro desafío es diseñar y desarrollar soluciones tecnológicas que aborden problemáticas de interés público y privado que impacten en el bienestar de las personas”, agrega la directora del ITiSB. “Esto implica no solo generar nuevo conocimiento, lo que es muy relevante, sino que generar soluciones tecnológicas innovadoras que luego efectivamente se utilicen”.

El decano de la Facultad de Ingeniería y presidente de CONDEFI, Dr. Alejandro Caroca, destaca la creación de este Instituto como un hito relevante para la Facultad ya que contribuirá de manera importante en diversos ámbitos estratégicos del Plan de Desarrollo. “Si bien, es una iniciativa liderada desde nuestra Facultad, trabajaremos articuladamente con las Facultades del área de salud, fortaleciendo el trabajo interdisciplinario y contribuyendo a la formación de estudiantes”.

“Desde el Instituto tendremos posibilidades ciertas de liderar proyectos de investigación e innovación asociados al desarrollo y transferencia de tecnologías y soluciones avanzadas que impacten en la cadena de valor de la industria de la salud”, agrega el decano Alejandro Caroca, “logrando un posicionamiento que nos permita ser un referente nacional que mejore la calidad de vida de las personas y el bienestar de la sociedad”.

Tecnología aplicada al servicio del paciente

Además del trabajo en proyectos de investigación e innovación, entre los objetivos del Instituto se encuentra impulsar la formación de capital humano avanzado mediante programas de formación académica que integren salud e ingeniería. “Este compromiso se materializa en distintos niveles: diplomado, capacitaciones, magíster, y por supuesto, a nivel de doctorado, en donde desde una visión interdisciplinaria se aborden los desafíos que tenemos en Chile en torno a la salud”, señala la directora.

Junto con lo anterior, el ITiSB opera como una unidad activa en las redes nacionales e internacionales de colaboración y de vinculación efectiva con el medio externo, impactando positivamente en la generación de nuevas políticas públicas para el ámbito de la salud.

Estos y otros objetivos se desarrollarán en torno a las seis líneas de investigación del Instituto de Tecnología para la Innovación en Salud y Bienestar de la UNAB. Estas son la digitalización en salud; el registro y seguimiento de enfermedades crónicas y/o transmisibles; IoT aplicado al cuidado de las personas; telemonitoreo y telesalud; la simulación clínica; y la robótica en salud.

“En el Instituto integramos distintas áreas del conocimiento al diseño y desarrollo de soluciones tecnológicas avanzadas”, explica la Dra. Taramasco. “A partir de la generación de nuevo conocimiento en estas líneas de investigación, somos capaces de desarrollar soluciones para problemas concretos en el ámbito de la salud, sobre todo para las instituciones de salud públicas y privadas y con ello, para los pacientes”, agrega.

Proyectos a nivel nacional e internacional

El ITiSB ya se encuentra desarrollando tres grandes proyectos asociados a la línea de investigación de IoT aplicada al cuidado de personas mayores, habiéndose adjudicado fondos desde distintas agencias. En julio la Dra. Carla Taramasco viajó a Francia para reunirse con los equipos internacionales asociados a estas iniciativas y compartir sus desarrollos.

Uno de estos proyectos es un Fondecyt Regular (1201787) denominado “Multimodal Machine Learning Approach for detecting Pathological Activity Patterns in Elderlies”. El equipo del Instituto participa junto a equipos franceses en el análisis de datos provenientes de sensores, para detectar patrones de actividad de personas mayores en domicilio. El objetivo es cuidar de manera no invasiva a estas personas en el lugar que habitan, generando alertas en caso de detectar variaciones de actividad que pudieran significar un riesgo en su salud.

Otra iniciativa es un proyecto ECOS denominado Wellbeing and Ageing, que el equipo del Instituto realiza en colaboración con los mismos grupos de investigadores franceses, en el marco de crear ambientes inteligentes para personas mayores, con el fin de mejorar su salud y calidad de vida.

El tercero es un proyecto internacional STIC AmSud, denominado Rise E-Well que se realiza entre investigadores de Chile, Brasil, Perú, Uruguay y Francia, para desarrollar sistemas de teleasistencia y telecuidado para el adulto mayor. La académica explica que los equipos de cada país tienen desarrollos específicos, por lo que cada cierto tiempo se reúnen para “compartir los avances y debilidades de cada uno de nuestros sistemas. Con ello aprendemos de los demás y vamos fortaleciendo los sistemas y modelos que estamos trabajando”.

Paralelamente, el Instituto de Tecnología para la Innovación en Salud y Bienestar de UNAB acordó un trabajo de colaboración en gestión hospitalaria con el Hospital Pereira, en Valparaíso. “El desafío a abordar en conjunto es la reducción de la lista de espera quirúrgica, mediante la entrega de una herramienta tecnológica que apoye la gestión, y por supuesto, lograr la disminución de los tiempos de espera que hoy tienen los pacientes”, explica la Dra. Taramasco.

A estos proyectos se suman otras iniciativas para las cuales están postulando a distintos fondos. Una de ellas tiene relación con el cáncer: “Uno de los grandes desafíos que tenemos en Chile hoy, es tener un registro nacional de cáncer con información estandarizada y de calidad. Lo que nosotros proponemos es integrar a ese registro, datos provenientes de los propios pacientes oncológicos”, señala la directora. “Conocer su experiencia en el proceso de atención y el impacto del tratamiento en su calidad de vida, permitirá una mejor toma de decisiones y por supuesto, basada en evidencia”.

En este sentido, la Dra. Taramasco reflexiona: “Me he dedicado a trabajar desde la investigación en la búsqueda de nuevo conocimiento, pero siempre mirando un poco más allá, integrándolo en soluciones tecnológicas avanzadas que aporten al desarrollo de la industria publica y privada. Ese es mi gran desafío”.

Noticias relacionadas