14 Mayo 2024

BiobíoChile | Las señales que delatarían una mentira y qué dice la psicología al respecto

Diferentes expertos indicaron que descubrir una mentira podría ser posible, mediante un conjunto de señales corporales. Frente a esta afirmación, la Dra. Yuvitza Reyes, académica de la Escuela de Psicología UNAB, Sede Viña del Mar, entregó su análisis de estos comportamientos. BiobíoChile, 11 de mayo del 2024.

Al momento de descubrir una mentira, los signos físicos o las expresiones verbales que estén asociadas en una interacción social pueden ser tomados en cuenta para ser un indicativo. Sin embargo, existen más factores a tomar en consideración. En este mismo sentido, se debe contemplar la diversidad en los comportamientos de las personas al momento de examinar sus reacciones.

“Si bien, la detección de una mentira es un área controvertida de la psicología, existen ciertos patrones que pueden ser tomados en cuenta. Uno puede encontrar gestos o microexpresiones faciales que pueden sugerir nerviosismo, evasión o conflicto emocional. Por ejemplo, cuando hay cambios en la voz, un tono más agudo o subir el volumen del habla puede ser una señal. También los movimientos corporales tensos o los cambios de la respiración son signos que tienen que ser evaluados en conjunto con otros”, aseveró la Dra. Yuvitza Reyes, académica de la Escuela de Psicología de la Universidad Andrés Bello, Sede Viña del Mar.

Diferentes interpretaciones

Por otro lado, a pesar de las visiones que se pueden tener frente a la veracidad o no de algún hecho, la docente recalcó la importancia de la comunicación.

“Una señal física puede estar sujeta a múltiples explicaciones, ya que también puede significar que la persona sea tímida o ansiosa. Debido a esto, para tener relaciones sanas, debemos tener conversaciones incómodas, y saber resolver los conflictos de manera constructiva. De esta manera, lo fundamental es que haya respeto y que prime la búsqueda de soluciones. Además, los conflictos se van a repetir una y otra vez, si no se hablan los problemas, lo que terminará de quebrar la relación. Con este motivo, las acciones no se pueden reducir, porque hay factores como la personalidad, los contextos y las propias configuraciones personales de los afectos, que van a incidir en cómo la persona se está relacionando, ya sea a través de la honestidad o de la mentira”, concluyó.

Visite la nota completa publicada en BiobíoChile, 11 de mayo del 2024.

 

Escrito por Prensa Viña del Mar