Ciencias de la Rehabilitación

Claudio Acevedo, académico de la Escuela de Terapia Ocupacional de la U. Andrés Bello y experto en salud mental, explica detalles de la actitud de los chilenos ante el contagio de coronavirus.

Escrito por

El coronavirus se instaló en nuestro país tanto a nivel sanitario como mediático. El virus que surgió en China, con un poder de transmisión 10 veces más que la Influenza estacional y con más de 200 contagiados, tiene a los chilenos con la incertidumbre y, en algunos casos, en cuarentena.

Sin duda que uno de las preguntas es cómo puede afectar la salud mental la contingencia por coronavirus. Según detalló Claudio Acevedo, académico de la Escuela de Terapia Ocupacional de la U. Andrés Bello y experto en salud mental, “lo principal acá es el miedo a enfermar, ser contagiado y contagiar a otros, temor a ‘morir’. Estos sentimientos y emociones asociadas son los que traen consigo efectos sobre la salud mental de las personas”.

Claudio-Acevedo-UNABEl académico de la UNAB agregó que “otro punto es la inestabilidad e incertidumbre en relación a lo que pueda ocurrir, lo cual genera ansiedad y angustia y sus desagradables efectos en nuestra cotidianidad”.

El profesional subrayó que los más afectados en esta materia son los niños más pequeños al no poder comprender lo que se está viviendo en el país, otro segmento de la población que se ve muy afectada son todas las personas mayores y grupos de riesgo.

¿Qué pasa con la cuarentena?

Esta semana se recomendó evitar salir de las casa, se suspendieron las clases y quienes arrojaron positivo en el examen de coronaviris se les obliga a permanecer en cuarentena. ¿Están los chilenos preparados para permanecer cerrados en sus hogares?

“A mi parecer nos falta informarnos y tomar conciencia acerca de lo grave de la situación, si bien el humor en situaciones cómo estás es recomendable he visto publicaciones que rayan en la irresponsabilidad. Es importante entender que la prevención y la promoción en estos momentos son esenciales, ya tenemos las experiencias de otras naciones y debemos actuar informados, a conciencia y con responsabilidad… entender que es un tema de salud pública”, explica Acevedo.

Respecto al actuar de las personas que han acaparado productos en los supermercados, el terapeuta ocupacional comentó que “ese evento está muy relacionado con el miedo. Cuando estamos asustados actuamos de forma impulsiva e irracional sin ser capaces de medir las consecuencias. Sin ser capaces de pensar en el otro… El ver la despensa llena, contar con utensilios e implementos de primera necesidad en estos momentos brinda, para muchos, una sensación de seguridad y tranquilidad”.

Consejos

Respecto a qué hacer para resistir bien las primeras dos semanas que se sugiere estar en casa y con los niños sin clases, el académico de la UNAB detalla que “es complejo pensar en este punto, los únicos que tienen la seguridad en estos momentos de estar en casa son los escolares y estudiantes universitarios. Existe un gran segmento de la población que tendrá que seguir asistiendo a sus lugares de trabajo lo cual trae consigo aún más temor y las complicaciones propias de qué hacer con los niños y niñas más pequeños en relación a su cuidado… pero si se ha logrado es aconsejable establecer rutinas donde estén insertas actividades de interés de todos los integrantes del grupo, diversificar las actividades quizás establecer temáticas diarias, escolares y universitarios incorporar espacios de desarrollo académico, para estos efectos se han incorporado iniciativas en las distintas administraciones Lara formas y redes sociales”, comentó.

Más información sobre los protocolos institucionales adoptados, así como los detalles de la campaña “Prevenir en UNAB”, pueden revisarlo en www.unab.cl/coronavirus. Para consultas adicionales pueden escribir a coronavirus@unab.cl.

 

Noticias relacionadas

Share This