Día Mundial Concientización sobre Autismo | Ciencias Rehabilitación UNAB
Ciencias de la Rehabilitación

En el marco del Día Mundial de la Concientización sobre el Autismo (2 abril), se hace fundamental desterrar algunos mitos entorno a este tema. Claudia Figueroa, académica de la Facultad de Ciencias de la Rehabilitación de la U. Andrés Bello, detalla cuáles son algunos de ellos.

Escrito por

Hablar de un diagnóstico como el de Trastornos del Espectro Autista (TEA) es referirse a una variedad no menor de cuadros clínicos que comprometen el desarrollo global de los niños, adolescentes y adultos de quienes lo tienen.

Claudia Figueroa, académica de la Facultad de Ciencias de la Rehabilitación de la U. Andrés Bello, detalla que “esto implica características sintomatológicas que comprometen la comunicación, el lenguaje, el desempeño psicomotor y la sensorialidad de manera variable y que dan por consecuencia dificultades de mentalización, juego y socialización de esta población”.

En el marco del Día Mundial de la Concientización sobre el Autismo (2 abril), se hace fundamental, entender y eliminar, como sociedad algunos mitos asociados a ello, según detalla la experta en educación cognitiva:

–           “Los niños con TEA son siempre niños sin lenguaje”: Falso. La expresión y/o comprensión del lenguaje puede tener una afectación variable en los cuadros de TEA desde una ausencia a un compromiso en el manejo de los significados

–           “Los niños con TEA sólo se regulan con rutinas estrictas”: No es del todo preciso. Los niños del espectro, así como todo niño, se ven favorecidos por la anticipación e idealmente por una rutina organizada de antemano. Para evitar desregulaciones (en la mayoría de los casos) es necesario siempre sistematizar un sistema de anticipación emocional, comprensivo y verbal de las actividades nuevas o que pueden alterar el comportamiento.

–           “Los niños con TEA no se benefician de los aprendizajes escolares”: No es del todo certera. Todo niño, podría verse beneficiado de un entorno escolar en la medida que este lo incluya y le permita al menos interactuar con sus pares. Sin embargo, en niños con TEA el desempeño escolar es variable y las priorizaciones respecto al aprendizaje debieran estar desarrolladas en común acuerdo entre las familias, terapeutas y el establecimiento educacional.

–           “Los niños con TEA no son capaces de demostrar cariño”: Falso. Incluso en casos graves de ensimismamiento, las personas con TEA pueden dar muestra de disgusto y agrado de manera variable y en patrones conductuales que pueden no ser los tradicionales. Es necesario explorar y facilitar las expresiones emocionales en todo individuo, en especial en personas con TEA.

Noticias relacionadas

Share This