Facultad de Medicina

¿Sabemos cuál es la recomendación diaria en el consumo de huevitos de pascua?, ¿Su composición nutricional? ¿Las consecuencias al comer en exceso estos productos? Natalia Ulzurrun, académica de la Escuela de Nutrición y Dietética de la U. Andrés Bello, responde estas interrogantes.

Escrito por


Sin duda que la Pascua de Resurrección es una de las fechas más esperadas por los niños y también adultos. Son muchos quienes disfrutan con los conocidos “huevitos de pascua”.

Sin embargo, ¿sabemos cuál es la recomendación diaria?, ¿su composición nutricional? ¿las consecuencias para los niños al comer en exceso estos productos?

Natalia Ulsurrun“Si bien la idea no es prohibirse alimentos, es importante saber cuánto comer de estos ricos huevitos de chocolate para evitar riesgos en la salud. Existen distintos tipos de huevitos, unos rellenos, otros macizos y de distintas marcas. Al hacer una investigación de los aportes nutricionales de estos se concluyó que 100 gramos de huevitos aportan entre 500-550 calorías”, detalla Natalia Ulzurrun, académica de la Escuela de Nutrición y Dietética de la U. Andrés Bello.

“Si hacemos el ejercicio en niños de quinto básico, que son la población con más malnutrición por exceso, podemos decir que la recomendación nutricional según las guías de alimentación hasta la adolescencia (MINSAL 2005), son 1700 calorías. Por lo tanto, al consumir esa cantidad, correspondería al 35% de la alimentación del niño, o sea equivale a un desayuno más una colación”, agrega.

Según la nutricionista, “la recomendación diaria para un niño sano, sin ninguna patología asociada es 3 ó 4 huevitos de 20 a 25 gramos cada uno, que son los más pequeños y huecos. Esto aportaría 150 calorías, que es equivalente a un yogur descremado más una fruta”.

La académica de la UNAB destaca que “corremos el riesgo que el consumo de alimentos no saludables se haga un hábito, formando niños con sobrepeso y obesidad. Según el Mapa nutricional 2018 que desarrolló la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb), en Chile niños de prekínder, kínder, primero, quinto básico y primero medio, tienen obesidad. A pesar de las políticas públicas e intervenciones de programas que están a cargo del Ministerio de Salud, como por ejemplo el nuevo etiquetado nutricional, la prohibición de la venta en escuelas de “alimentos altos en” o la prohibición de publicidad dirigida a menores de 14 años, la obesidad y el sobrepeso siguen en aumento”.

La profesional sugiere que “es muy importante enseñarles a los niños y padres que existen opciones y recomendaciones más saludables. “Por ejemplo, huevitos de chocolates sin azúcar, chocolates que tengan mayor porcentaje de cacao, ya que tienen menos grasas y azucares, preferir huevos huecos que rellenos o macizos, cocinar en familia preparando alimentos más saludables como galletas de avena que tengan figuras relacionadas con pascua de resurrección o bolitas de avena”, comenta la académica UNAB.

Noticias relacionadas

Share This