Facultad de Medicina
Escrito por

Es prácticamente imposible que alguna persona se libere en estos días del resfrío o de caer en la tan molesta tos. El frío, los cambios de temperaturas, compartir en lugares cerrados contribuyen a los contagios.

Sin embargo, más allá de estos factores que generan enfermedades respiratorias, existen plantas o medicamentos herbarios que pueden contribuir a enfrentar las afecciones bronquiales.

Según explica Maite Rodríguez, académica de la Escuela de Química y Farmacia de la U. Andrés Bello, “entre las afecciones respiratorias, la más habitual como objeto de consulta y, frente a la cual la fitoterapia ha demostrado claramente su acción terapéutica, es la bronquitis que cursa con tos”, dice.

La bronquitis aguda es una afección inflamatoria que afecta al árbol bronquial. Se produce por la inflamación de la mucosa bronquial, que provoca una resistencia al flujo del aire. La tos provocada es un mecanismo de defensa de nuestro organismo que busca eliminar de forma violenta aire de las vías respiratorias que pueda contener elementos extraños como mucosidades y otras partículas.

La químico farmacéutica recomienda mirar hacia la naturaleza para buscar algún alivio:

  • Jengibre: Es una especie que tiene una acción antiinflamatoria e inmune, que puede ayudar con algunos tipos de irritación bronquial y bronquitis, además puede mejorar procesos alérgicos y la inflamación. La cantidad adecuada de jengibre para un adulto es de entre 75 y 2.000 mg al día en dosis divididas o sea que puedes triturar 2 cucharadas de la raíz, en el agua caliente u otra bebida, o puedes mezclar ½ cucharadita y agregar una pizca de cada una de los siguientes elementos: jengibre, clavo de olor, miel y pimienta en agua caliente para preparar un té.
  • Hinojo: Se utiliza para aliviar la tos crónica de la bronquitis y de las enfermedades pulmonares. Se prepara en infusión en agua y se utiliza en las noches según las recomendaciones de la medicina tradicional.
  • Eucalipto: Puede utilizarse por el contenido de sus aceites esenciales para tratar la bronquitis aguda y crónica. Además, es un importante antibiótico natural por lo que se ha utilizado para combatir las infecciones y lo puede hacer tan eficazmente como algunos antibióticos. Puede ayudar en la recuperación de la sinusitis, bronquitis y otras enfermedades respiratorias. Aparece contenido en algunos jarabes y fitofármacos.
  • Equinácea: También es una especie muy útil para tratar problemas respiratorios, porque activa el sistema inmune. Es recomendable tomar equinácea para prevenir los resfriados que llevan a padecer bronquitis; también ayuda a combatir las infecciones del sistema respiratorio; se recomienda tomar 300 mg de equinácea tres veces al día. Hay cápsulas o comprimidos de equinácea disponibles en las farmacias naturistas como Knop y Hanemman.
  • Tomillo: En forma de infusión puede ser útil como expectorante debido a que su aceite esencial aumenta la actividad de los cilios bronquiales, a la vez que por un efecto irritante aumenta la producción de secreción bronquioalveolar. Además, también debido al aceite esencial, tiene efecto antiséptico respiratorio y espasmolítico (relaja la musculatura bronquial).
  • Anís: Ha sido utilizado desde los tiempos remotos, ejerce un eficaz efecto expectorante debido a que su contenido en saponinas aumenta la producción de secreciones bronquiales por irritación de la mucosa bronquial. Está contraindicado en los niños por sus efectos tóxicos.
  • Llantén: Se puede usar la infusión de llantén mayor debido a que los mucílagos ejercen un efecto calmante sobre la mucosa respiratoria inhibiendo el reflejo de la tos, el llantén es una droga de acción antitusiva. También tiene efecto antiinflamatorio, su uso es frecuente en el tratamiento del resfriado común, tos improductiva, bronquitis y faringitis.

Mega- Ahora Noticias | ¿Resfriado? Estas hierbas te podrían ayudar a mejorar tu estado de salud

Noticias relacionadas

Share This