Facultad de Medicina

Claudia Pérez, académica de la Escuela de Nutrición y Dietética de la U. Andrés Bello, explica cómo este producto beneficioso para la salud puede incorporarse a nuestra dieta.

Escrito por

Fueron las estrellas de Hollywood, celebridades e influencers las que dieron a conocer en ese momento un gusto excéntrico. Si bien hace un tiempo, el Kale comenzó a hacerse más popular su consumo, aún existen algunas dudas sobre cómo incorporarlo en las comidas.

Claudia Perez UNABPero ¿qué es el Kale? “Es una hortaliza perteneciente a la familia de las crucíferas, al igual que el brócoli, la coliflor, y el repollo. Se conoce desde los tiempos del imperio romano y, hace algunos años, se hizo muy popular en los países desarrollados, ya que el kale tiene comprobados beneficios”, destaca Claudia Pérez, académica de la Escuela de Nutrición y Dietética de la U. Andrés Bello.

Es tanto el impacto que este producto ha obtenido, que muchos ya lo consideran un “súper alimento”. “Según análisis efectuado por el USDA (Departamento de agricultura de los EE.UU.) 50 gramos de kale aportan el 100% de las necesidades diarias de Vitaminas A, C y K. Con esto está incorporando una buena dosis de antioxidantes. Además, es una de las mejores fuentes de calcio de origen vegetal cubriendo el 14% de las necesidades diarias”, explica la nutricionista.

Respecto a cómo incorporar el kale a nuestra dieta, la académica de la UNAB detalla que “sirve para ser preparado de diferentes formas, en batidos, jugos y ensaladas. También se pueden hornear, con lo que se consiguen chips saludables”.

Receta de chips de kale

Para 1 porción

Ingredientes:

  • 1 atado de kale (8-10 hojas grandes)
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Sal
  • Precalentar el horno a 150ºC.
  • Lavar el kale, estilar bien y cortar los tallos y picar en pedazos grandes las hojas. Usar los tallos para otra cosa.
  • En un bol amplio poner el kale y rociar con la cucharada de aceite. Revolver muy bien con las manos hasta que todas las hojas estén cubiertas con aceite.
  • Ordenar las hojas sobre una lata de horno sin que se cubran unas con otras.
  • Hornear por 20-30 minutos o hasta que estén crocantes. Sazonar con sal si se desea una vez fríos. También los pueden sazonar con merkén, curry, etc.

 

Noticias relacionadas

Share This