VOZ DEL EXPERTO| Cuáles son los exámenes médicos preventivos que debemos hacer cada año | Noticias Universidad Andrés Bello
Concepción

Estos exámenes deben ser de manera anual con enfoque preventivo y anticipatorio para evitar llegar a un diagnóstico de enfermedad cardiovascular que son causantes de discapacidad, perdida de la calidad de vida y llegando a la muerte en casos graves, asegura el académico de Enfermería, Sergio Durán.

Escrito por

Hoy en día las enfermedades crónicas no transmisible como la hipertensión arterial, diabetes y alteraciones del colesterol, son un gran problema de salud pública, explica el académico de Enfermería de la Universidad Andrés Bello sede Concepción, Sergio Durán. Asociado a estilos de vida poco saludable en la comunidad, como el estrés, sedentarismo, alimentación alta en azúcares, sal y alimentos muy procesados, entre otros. Estas condiciones favorecen eventos cardiovasculares como los infartos cardiacos y accidentes cerebrovasculares, siendo estos las primeras causas de muerte en Chile y el mundo.

En nuestro país, la atención primaria en salud presta actividades preventivas con amplia cobertura en la comunidad, de acceso gratuito para los beneficiarios de FONASA que estén inscritos en sus respectivos CESFAM. El examen de medicina preventiva del adulto (EMPA), es una de las prestaciones en donde por estrategia sanitaria un usuario sano entre los 20 y 64 años de edad, sin antecedentes de alguna enfermedad crónica puede acceder a él.

 

La población adulta debe seguir las siguiente recomendaciones frente a un control o chequeo anual preventivo.

  • Evaluar y medir la presión arterial anualmente o frente a síntomas como dolor de cabeza, mareos, sensación de “pitido” o “Zumbido” en los oídos. Se recomienda la medición en tres oportunidades y en días distintos.
  • Evaluar peso y talla para evaluar el estado nutricional, identificando oportunamente sobrepeso y obesidad.
  • Medir circunferencia de cintura para descartar o comprobar obesidad abdominal, condición que se relaciona con un riesgo cardiovascular alto.
  • Solicitar exámenes sanguíneos como glicemia (cantidad de azúcar en sangre) en ayunas, frente a síntomas como sensación de mucha sed, hambre y aumento en las veces que debe orinar. Pudiendo descartar o confirmar presencia de diabetes.
  • Solicitar examen de colesterol total frente a presencia de factores de riesgos, así se evalúa la posibilidad de Dislipidemia.
  • Exámenes para detectar enfermedades de transmisión sexual frente a sospecha o antecedentes de conductas de riesgos.
  • Aplicación de instrumentos que pesquisen consumos problemáticos de alcohol o adicción a la nicotina en la persona con hábito tabáquico.
  • En mujeres realización de examen Papanicolaou para prevenir o pesquisar a tiempo cáncer cervicouterino.
  • Aplicación de mamografía en mujeres para pesquisa y detección de cáncer de mama.

 

Noticias relacionadas