DESTACADO PORTADA

Recorriendo las obras de la primera mujer latinoamericana en recibir el Premio Nobel de Literatura

Escrito por

El legado de la obra de Gabriela Mistral, quien fue ganadora en 1945 del primer Premio Nobel de Literatura a un autor latinoamericano, continúa más vigente que nunca en tiempos en que se vuelve fundamental relevar el rol que las mujeres han tenido en la historia de la humanidad.

La muestra “130 años de Gabriela Mistral”, organizada por la Dirección de Extensión Cultural de la Universidad Andrés Bello y en colaboración conjunta con el Museo Gabriela Mistral de Vicuña y la Biblioteca y Archivo Histórico Emilio Held Winkler, reúne una importante colección de fotografías, archivos de prensa, cartas y poemas de la poetisa que son exhibidas al público en conmemoración de los 130 años de su natalicio.

Durante un mes, desde el 6 de mayo y hasta el 6 de junio, la Biblioteca del edifico C2 del Campus Casona de Las Condes recibirá de lunes a viernes desde las 10 de la mañana y hasta las 19 horas (y los sábados de 9.00 a 13.00 horas) abrirá sus puertas para invitar a conocer parte de la historia de Lucila Godoy Alcayaga, figura de alcance universal considerada una de las poetas más destacadas de la literatura hispanoamericana.

FRASES

  • Maestros: toca a vosotros ser la avanzada en este generoso advenimiento de la civilización futura; vosotros los maestros, haréis que ella sea de paz, de amor, de solidaridad.  
  • En el corazón de la Humanidad, los grandes verdugos están a punto de ser suplantados por los grandes maestros. La escuela está llamada a sustituir al campamento. Únicos combates civilizados serán los del libro y la inteligencia.

Por la humanidad futura
Libro nacional de lectura para uso de alumnos de VI año de la escuela primaria.
México, 1934

  • Los chilenos tenemos en el cóndor y el huemul de nuestro escudo un símbolo expresivo como pocos y que consulta dos aspectos del espíritu: la fuerza y la gracia. Por la misma duplicidad, la norma que nace de él es difícil. Equivale a lo que han sido el sol y la luna en algunas teogonías, o la tierra y el mar, a elementos opuestos, ambos dotados de excelencia y que forman una proposición difícil para el espíritu.
  • Tal vez el símbolo fuera demasiado femenino si quedara reducido al huemul, y no sirviera, por unilateral, para expresión de un pueblo. Pero, en este caso, que el huemul sea como el primer plano de nuestro espíritu, como nuestro pulso natural, y que el otro sea el latido de la urgencia. Pacíficos de toda paz en los buenos días, suaves de semblante, de palabra y de pensamiento, y cóndores solamente para volar, sobre el despeñadero del gran peligro.  

Menos cóndor y mas huemul.
Diario El Mercurio.
Chile, 1925   

  • En el gran tema de la Libertad, la rama de la cultura resulta ser no solo importante sino vital. La perdida de ella representa una especie de parálisis no solo en el Estado sino en la vida de cada ciudadano.

Discurso para la celebración del Bicentenario de la Universidad de Columbia
Estados Unidos, 1954

Noticias relacionadas

Share This