Universidad

En la UNAB tenemos un férreo compromiso con nuestro impacto en el entorno, algo en lo que la Vinculación con el Medio (VcM) es determinante.

Escrito por

Las instituciones -tanto públicas como privadas- no son entes aislados: están insertas en la comunidad. Esto, aunque parezca evidente, implica que se deben relacionar con personas y otras entidades, algo que debe planificarse para generar un impacto positivo en el entorno.

Para la Universidad Andrés Bello, la Vinculación con el Medio (VcM) es un aspecto de suma importancia, ya que -como casa de estudios- buscamos ser un aporte a la comunidad no solo desde nuestras aulas, sino también en la manera en que interactuamos con el resto de los actores sociales.

El concepto VcM apunta a la interacción activa, permanente y recíproca con el entorno para consolidar, desarrollar y perfeccionar nuestros propósitos y fines académicos, además de aportar al desarrollo de la sociedad de manera integral.

Entendiendo la importancia de la VcM, en la UNAB nos encargamos de crear, mantener y fortalecer permanentemente vínculos -formales e informales- con los actores más relevantes de la sociedad, tratando de dar solución -tanto a nivel regional como nacional- a las problemáticas sociales que más preocupan al país.

Para una VcM efectiva, es necesario el compromiso de todos quienes forman parte de la UNAB, desde docentes hasta estudiantes. Solo así podemos generar un impacto positivo con el entorno social, económico, productivo y cultural de la Universidad.

VcM: apostando por una interacción positiva con el entorno

La visión de la UNAB está orientada a que tanto los perfiles de egreso de cada una de nuestras carreras y programas de pre y postgrado, como nuestras políticas de I+D -entre otros-, generen aportes en las áreas de Investigación Aplicada, Innovación, Emprendimiento, Transferencia Tecnológica y formación de capital humano avanzado para el mercado laboral, atendiendo a las necesidades locales de cada lugar en donde estamos presentes. Así, fortalecemos nuestro rol de actores institucionales relevantes en las distintas redes público-privadas en las que la institución participa.

Por otra parte, la retroalimentación constituye uno de los más relevantes mecanismos de aseguramiento de la calidad del modelo educativo que sustenta nuestros programas. En efecto, la empleabilidad de los egresados, la demanda por las carreras y cursos, los resultados de las investigaciones y el éxito de nuestros centros, clínicas y actividades de vinculación con sectores productivos -entre muchos otros- dan cuenta del impacto positivo del proyecto educativo y son la base para orientarlo y mejorarlo en pos de cumplir con nuestra misión institucional.

Como casa de estudios, buscamos formar personas que dejen una huella de valor en el planeta. En ese sentido, ser un aporte -como institución- para nuestro entorno es el punto de partida.

 

Noticias relacionadas

Share This