Extensión Académica
Escrito por

Decano de la Facultad de Economía y Negocios, Francisco Javier Labbé, pronosticó un comportamiento negativo del PIB en seminario del Centro de Estudios Oceantártico “Crisis: Economía y Energía”.

Un oscuro escenario económico para el 2009 en materia de crecimiento, con una caída del Producto Interno Bruto nacional de hasta 2,89%, vaticinó el Decano de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad Andrés Bello, Francisco Javier Labbé al exponer en el seminario “Crisis: Economía y Energía”, organizado por el Centro  de Estudios Oceánicos, Insulares y Antárticos, Oceantártico, en el Palacio Carrasco en Viña del Mar.

Explicó que tal pronóstico se basa en los preocupantes resultados de la actividad en el cuarto trimestre de 2008 en que todos los indicadores mostraron un fuerte “frenazo”. En todo caso, según Labbé, un cálculo optimista para este año hace estimar una caída del PIB de 1,47% gracias a una modesta recuperación en el último trimestre que sería muy similar a la que reflejó la economía chilena luego de la crisis asiática.

Sostuvo que el gobierno no tiene mucho rango de acción, salvo aplicar políticas paliativas para el creciente desempleo, en particular el que se producirá en las PYMES. No obstante, criticó el manejo de las autoridades en cuanto a no informar con transparencia sobre la magnitud de la crisis, lo que conspira para adoptar medidas oportunas y efectivas. El Decano de la Facultad de Economía y Negocios expuso que como la actual coyuntura adversa se basa en un problema de expectativas de las personas y no de estructura del sistema económico, la recuperación será rápida cuando se resuelva. Estimó, por ejemplo, que el precio de muchas acciones se incrementará en hasta un 50 por ciento, por lo que recomendó a los cotizantes de AFP no hacer cambios en sus fondos de ahorro.
  
Por su parte, el director del Centro Oceantártico, Alfonso Campusano planteó la necesidad de asumir un nuevo paradigma económico ambiental con los siguientes supuestos: para evitar el deterioro ambiental no se requiere menor crecimiento, sí mayor eficiencia energética; el crecimiento poblacional no es, necesariamente, mayor riqueza ni seguridad en un mundo tecnológico, por el contrario, suele conducir a la pobreza; las energías fósiles frenan el desarrollo, acentuando las fluctuaciones cíclicas en la economía y un mayor desarrollo es mayor satisfacción de necesidades, no necesariamente mayor crecimiento.

Señaló que existe una solución ambiental-económica sólo si dejamos de producir gases efecto invernadero (co2) y no emitimos más calor que el que recibimos de la radiación solar, lo cual requiere inversión en energías limpias.

En tanto, el Doctor Esteban Morales examinó las debilidades estructurales de la matriz energética nacional y enfatizó en la necesidad de que el país cuente con una política de largo plazo en materia energética.

Noticias relacionadas

Share This