SEDES

Además de los ganadores de años anteriores, también participaron quienes ahora se encuentran postulando a este premio de emprendedores sociales, el cual es organizado por UNAB, AIEP, Laureate International Universities y la International Youth Foundation.

Escrito por

El Campus Creativo de la Universidad Andrés Bello fue el lugar elegido para realizar el Encuentro YAN Chile 2018, el cual reunió a quienes se encuentran participando en el concurso de este año junto con los ganadores de versiones anteriores – llamados fellows – para que pudieran conocerse, compartir y crear nuevas redes de contacto de manera de potenciar el sentido de comunidad.

YAN son las siglas correspondientes a YouthActionNet, programa de apoyo a emprendedores sociales, que en Chile desarrolla la UNAB, el Instituto Profesional AIEP, Laureate International Universities y la International Youth Foundation. A través de este concurso anual, se reconoce el trabajo en nuestro país de 10 jóvenes en beneficio de su comunidad.

La actividad contó con la importante participación de Joel Adriance, encargado para Latinoamérica de YouthActionNet, quien explicó los orígenes de este programa: “empezó hace casi 20 años atrás viendo un problema y una oportunidad: había jóvenes en todo el mundo que estaban haciendo cosas increíbles para enfrentar problemas sociales en sus comunidades, que tenían buenas ideas y ganas de hacer cosas, sin embargo, los sistemas de apoyo muchas veces estaban fallando”.

Adriance agregó que a los jóvenes les faltaba acceso a las oportunidades formativas que necesitaban, no tenían recursos humanos ni financieros para llevar sus proyectos a una escala mayor y tampoco la credibilidad y visibilidad que merecían como actores sociales. “Entonces comenzamos un programa global, donde fuimos probando un modelo para ofrecer acceso a ciertos tipos de apoyos claves para que sus iniciativas fueran más sostenibles y de mayor impacto. Después de cinco años, comenzamos a transferir ese modelo a países donde hubo interés de colaborar”, señaló.

Así, Adriance destacó que “hoy en día la red de YAN tiene 24 programas regionales y un programa global y forman parte de una comunidad que es muy especial, porque son 1.700 jóvenes emprendedores sociales con iniciativas en diversas áreas que impactan a casi dos millones de personas cada año en todo el mundo. Entonces hoy formamos parte de un ecosistema bastante poderoso”. Por ello, hizo además extensiva la invitación a seguir trabajando para construir la comunidad, el país y el mundo que sueñan tener.

COMUNIDAD UNIDA PARA UN MAYOR IMPACTO

Quien también tomó la palabra en la ceremonia fue Héctor Hidalgo, director de Vinculación con el Medio UNAB. “Les agradezco a todos por haber creído en el proyecto, por haber querido formar parte de esta comunidad y de lo que hoy queremos construir en conjunto. Creemos que ya hemos sembrado harto y que estamos preparados para dar el segundo paso para aprender entre nosotros, conocernos más, mejorar e impactar más, ese es hoy el reto”, indicó.

Asimismo, María Olivia Rivas, directora de Vinculación con el Medio de AIEP, manifestó que “en una comunidad, lo más importante siempre son las personas y tener algo en común, y, en este caso, es el deseo de que este mundo sea un mejor lugar no para algunos sino para todos. Estoy segura de que si alguna persona que conforma esta comunidad no estuviera aquí, no sería lo que es porque cada uno tiene algo especial e importante que aportar”.

Finalmente, Verónica Farías, fellow 2013 con su proyecto “Comunidad turística Yerbas Buenas”, relevó el significado del Encuentro YAN diciendo que “generar ambientes y lazos de confianza es un factor importante al momento de crear comunidad, es importante conocernos, poner en valor y saber qué hace cada uno. Aquí hay mucho talento y cada uno puede aportar con la experiencia de sus propios proyectos para ayudarnos mutuamente”.

 

Fotografías: Carolina Corvalán / Universidad Andrés Bello

Noticias relacionadas

Share This