Ciencia y Tecnología

Dos mil personas llegaron hasta el Campus Casona de Las Condes para observar el eclipse solar en una actividad que fusionó ciencia y música en vivo.

Escrito por

Un evento único se vivió ayer en el Campus Casona de la Universidad Andrés Bello para disfrutar el Eclipse Solar, el que llegó a un 92% de cobertura en Santiago. Así, dos mil personas se reunieron en la UNAB para ser parte de esta actividad organizada por la Dirección de Extensión Cultural y el Departamento de Ciencias Físicas de la Facultad de Ciencias Exactas.

Felipe Karadima Skármeta, director de Extensión Cultural UNAB, expresó que “estamos felices y contentos por este privilegio que tenemos en Chile frente a estos fenómenos y por la acogida que tuvo esta actividad. Quiero agradecer muy especialmente a la Facultad de Ciencias Exactas, con quienes hemos organizado esta tremenda actividad, también a la Dirección de Recursos Humanos y a todos quienes colaboraron para que este evento resultara de muy buen nivel y de calidad”.

Una gran cantidad de personas llegaron a la UNAB para ver el Eclipse Solar.

En la jornada, además de la entrega de lentes especiales para poder mirar el eclipse, se contó con la charla de dos académicos UNAB, los doctores en Astronomía Timo Anguita y Bruno Dias, quienes explicaron por qué se produce este fenómeno, entregaron datos históricos, hablaron sobre la teoría de la relatividad de Einstein y lideraron algunas actividades didácticas en la espera del eclipse.

De esta forma, el Dr. Timo Anguita destacó el ambiente familiar y de amigos que se formó. “Dado el interés que generó el eclipse solar, se nos presentó una oportunidad única para poder explicar a qué se debe el fenómeno y la importancia histórica que han tenido éstos en la ciencia. Mi charla fue muy bien recibida por los visitantes, así como las explicaciones del Dr. Bruno Días”, señaló.

En el evento se contó también con la visualización a través del telescopio operado por la estudiante del Doctorado en Astrofísica, Katherine Montenegro; y, a través de dos pantallas gigantes, se transmitieron imágenes en vivo del Observatorio Europeo del Sur (ESO).

Antes de comenzar, se hizo entrega de los lentes especiales para ver este fenómeno.

Asimismo, cabe destacar que, gracias a una réplica de la máquina Lightsound, los asistentes pudieron escuchar los sonidos producidos por el eclipse, de manera de hacer de ésta una actividad inclusiva. Esto causó mucho impacto porque pudieron notar la diferencia entre el momento previo y cuando ya se generó este fenómeno.

Pero la ciencia no fue la única protagonista en esta reunión, ya que también la música tuvo un sitio especial debido a la participación de la banda BOOGIENIGHTS, la cual amenizó los momentos de espera del avance de la luna sobre el sol y dieron cierre a la actividad como una forma de celebrar el poder ser partícipes de este imborrable eclipse solar.

A continuación, les compartimos las fotos de esta jornada:

*Fotografías: Carolina Corvalán.

Noticias relacionadas

Share This