DGDE

Organizados por la Federación de Estudiantes de sus distintas sedes, canalizaron la ayuda entregada por la comunidad universitaria.

Escrito por

Organizados por la Federación de Estudiantes de sus distintas sedes, canalizaron la ayuda entregada por la comunidad universitaria y estuvieron en terreno entregando asistencia material y  emocional a los más de dos mil damnificados por el incendio más grande de la historia en la Quinta Región.

Con cerca de 386 voluntarios trabajando en la sede de Viña del Mar que tiene la Universidad Andrés Bello, los jóvenes de la  comunidad universitaria demostraron la solidaridad asistiendo a los miles de damnificados por el incendio que consumió  850 hectáreas  y destruyó más de dos mil viviendas en uno de los principales patrimonios culturales que posee nuestro país: Valparaíso.

incendio-valpoLos jóvenes trabajaron recolectando la ayuda, clasificando ropa, haciendo canastas familiares y preparando packs de útiles de aseo que después fueron a entregar a los afectados. La sede de calle Quillota 980 fue el primer y más grande centro de acopio en Viña del Mar, el único Universitario en esta comuna y el primero a nivel regional.  Luego se  constituyó  el de la FEPUCV, el de la FEUV y el de la UTFSM.

En terreno fueron más de 2.178 voluntarios de la comunidad de la UNAB quienes se desplazaron por los distintos cerros afectados, entregando la ayuda y un abrazo de consuelo a quienes habían perdido todo.  Desde esta comunidad, además, se gestionaron  con distintas empresas, 29.000 litros de agua. Junto con esto, los estudiantes fueron parte de las reuniones de coordinación regional, entre universidades y el gobierno, en la que participaron  Ministros de Estado  y autoridades locales.

Alumnos de todas las carreras participaron del operativo organizado por la Federación de Estudiantes de la UNAB. Especialmente alumnos de la Facultad de Medicina, Ciencias Jurídicas y Ciencias de la Rehabilitación.

Los miembros de la comunidad universitaria Andrés Bello, repartieron, además, materiales de construcción, necesarios para reconstruir las viviendas calcinadas, en 10 camiones,  48 camionetas, 20 autos y 15 motos. En estos mismos medios, trasladaron entretención para niños, con miles de juguetes y magos que llevaron un momento de alegría a grandes y chicos.

Protección para los voluntarios

Encargados además, de su propia seguridad, la Federación organizó un adecuado equipamiento para la comunidad que asistió a los afectados que consistió en una  pulsera identificatoria, mascarilla, guantes, chaquetas para operativos nocturnos  y un overol de trabajo con el que redujeron  al mínimo los peligros en el trabajo durante el día.

Con esta serie de acciones, no sólo se ratificar el compromiso social de los  alumnos de la UNAB, si no que del cuerpo académico que colaboró codo a codo junto con ellos. El Presidente de la Federación de Estudiantes de Viña del Mar, Enrique Orrego, agradeció especialmente al Vicerrector de la sede de Viña del Mar, Rolando Kelly:  “Usted don Rolando no solo tiene nuestra admiración sino la de todos los voluntarios que trabajan estos días con nosotros, a todos los reunimos cuando nos facilitó una camioneta, también cuando lo hizo con los camiones, por ello y por todo el trabajo coordinado que hemos hecho este tiempo de corazón muchas gracias”, señaló emocionado.

Junto con esto, Orrego agradeció, además,  el aporte del consejo de presidentes, la agrupación Recicla UNAB, la agrupación Crear UNAB, la agrupación Voluntarios Corazón UNAB  y a la pastoral universitaria.

Noticias relacionadas

Share This