Centro de Políticas Públicas

La actividad de CIGIDEN se enfocó en los impactos económicos y políticos de los desastres socionaturales y contó con la presencia del exsubsecretario de Interior, Mahmud Aleuy, y académicos internacionales de Estados Unidos y Nueva Zelanda.

Escrito por

Una provechosa jornada de análisis y reflexión sobre los impactos económicos y políticos de los desastres socionaturales se vivió en la Universidad Andrés Bello. Esto en el contexto del V Seminario Internacional de CIGIDEN, centro de investigación multidisciplinario integrado por la UNAB, la Pontificia Universidad Católica de Chile, la Universidad Técnica Federico Santa María y la Universidad Católica del Norte.

El evento contó con destacados invitados como el ex subsecretario de Interior, Mahmud Aleuy; el director ejecutivo de CONICYT, Christian Nicolai; la secretaria ejecutiva de la Comisión Nacional de Innovación para el Desarrollo (CNID), Katherine Villarroel; además de los expositores internacionales Scott Knowles, académico de la Universidad de Drexel; e Ilan Noy, académico de la Universidad de Victoria de Nueva Zelanda.

Asistieron también al seminario el rector de la UNAB, José Rodríguez Pérez; el rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Ignacio Sánchez; el director de CIGIDEN, Rodrigo Cienfuegos; el vicerrector académico de la UNAB e investigador CIGIDEN, Nicolás Bronfman; y el director ejecutivo del Centro de Políticas Públicas UNAB, Gonzalo Valdés.

El rector de la UNAB, José Rodríguez Pérez, encargado de abrir el encuentro, destacó el rol de la Universidad dentro de CIGIDEN, “ya que somos una institución comprometida con la investigación. De hecho, en nuestros 30 años de historia hemos tenido logros significativos en esta área: fuimos la primera Universidad Privada en acreditarnos en investigación y hoy tenemos un sólido cuarto lugar en número de publicaciones ISI (WoS) a nivel nacional”.

Experiencia desde el Estado

Mahmud Aleuy, en su calidad de exsubsecretario de Interior, habló de su experiencia enfrentando los desastres naturales que ocurrieron en el período del gobierno de Michelle Bachelet, tanto en el conocimiento aprendido como las medidas implementadas, y también señaló sugerencias de lo que queda por trabajar en el futuro para mejorar en este tema.

Así, afirmó que del conjunto de desastres socionaturales ocurridos entre los años 1960 y 2017, el 48% se produjo entre 2014 y 2017, abarcando incendios, erupciones volcánicas, terremotos, tsunamis, aluviones, inundaciones, entre otros fenómenos. Esto, manifestó, generó un gasto aproximado de 697 millones de dólares, el que se ocupó en su mayoría en el déficit hídrico.

Dentro del aprendizaje obtenido, Aleuy enumeró diversas medidas que sirven como guía para enfrentar una situación de este tipo. Entre ellas: realizar un debido control territorial, fijar prioridades para enfrentar cada desastre, implementar un modelo de prevención articulando eficientemente el mundo público con el privado, firmar convenios internacionales, desarrollar inversión tecnológica, establecer un sistema de seguros individuales y de beneficios, y regular el miedo a través de los medios de comunicación.

Respecto a este último punto, el exsubsecretario dijo: “el principal problema es controlar el miedo y para eso no hay receta, tanto el de la gente como el de la cadena de mando. Desafortunadamente, como en Chile la política se ha ido judicializando, la probabilidad que en un próximo evento haya muchos funcionarios del aparato estatal que no se atrevan a tomar decisiones por el miedo a ser pasados a un tribunal, hará más difícil enfrentar este tipo de emergencias. Los desastres son eminentemente políticos en términos de su superación, no son técnicos”.

Finalmente, una de las sugerencias que hizo fue que Chile se convierta en una especie de laboratorio de desastres socionaturales, que le sirva al país, a América Latina y al mundo. “Aquí se producen tal cantidad de hechos heterogéneos que podemos ser un aporte sustantivo. Con las instituciones académicas, empresariales y el Estado tenemos que ser socios y no mirar de manera tan negativa los desastres, sino como algo que puede servir y ayudar a otros”, indicó.

Experiencia internacional

Por su parte, los invitados internacionales también aportaron su visión respecto al tema del seminario. De esta forma, Ilan Noy, doctor en Economía de la Universidad de California y académico de la Universidad de Victoria, Nueva Zelanda, se refirió a la recuperación económica luego de los desastres.

Mientras que Scott Knowles, doctor en Historia de la John Hopkins University y académico de la Universidad de Drexel, Estados Unidos, habló sobre la evolución histórica del concepto de resiliencia. Así, presentó casos de desastres socionaturales a nivel mundial y cómo ayudar a sanar y superar estas situaciones permite construir la memoria histórica y la toma de futuras acciones.

Fotografías: Mauro Miranda / Universidad Andrés Bello

Noticias relacionadas

Share This