Universidad
Escrito por

Ante la presencia de su viuda, Margarita Cofré de Fernández, el Rector Rolando Kelly abrió las puertas de las nuevas instalaciones del Campus Casona, en homenaje a uno de los hombres símbolo de la UNAB.

Fue un justo y merecido homenaje. Así podría resumirse la inauguración del Centro de Deportes Ignacio Fernández Doren, que se realizó este miércoles 1 de diciembre en el Campus Casona de Las Condes. El espacio lleva el nombre de uno de los fundadores de nuestra casa de estudios, quien falleció el 2 de marzo de este año cuando la avioneta en que viajaba cayó en las cercanías de Tomé. Al momento del accidente Fernández Doren tenía un estrecho vínculo con la U. San Sebastián y ese día viajaban para evaluar los daños de las sedes regionales de esta entidad, tras el terremoto de febrero.

Pero durante toda su vida se mantuvo ligado a la UNAB. Así lo dejó ver en su discurso, el Rector de nuestra Universidad, Rolando Kelly. Ante la presencia de la viuda de Fernández, Margarita Cofré; el decano de la Facultad de Humanidades y Educación, Vicente Cordero; el Prorrector, Jorge Id; el Director de la Carrera de Educación Física, Jaime Fillol, y otros directivos de nuestra casa de estudios, la autoridad recordó a Ignacio Fernández como “un ejemplo de vida para los alumnos”. Por eso –dijo- “éste es un acto de justicia para un hombre con visión que hace 22 años firmó el acta de la fundación de nuestra universidad y nos dio un gran impulso”.

“Su querida UNAB”

Por su parte Margarita Cofré agradeció el homenaje y recalcó que uno de los sueños de su marido al fundar nuestra Universidad fue “formar hombres de bien”. Además lo definió como “un hombre que se entregó a los demás”. En lo íntimo reveló que “a su querida UNAB los niños le decían ‘el cuarto hijo’. Imagínate que el formó esta universidad y el 2008 cuando el entregaron la medalla por sus 20 años lloró por todo el tiempo que nos quitó como familia. Le costó mucho desvincularse… fueron 20 años”.

En la cita Monseñor Cristián Contreras Villarroel, Obispo Auxiliar de Santiago, bendijo las nuevas instalaciones e invitó a Margarita Jofré, al Decano Cordero y al Rector Kelly a cortar la cinta.

Además se descubrió una placa en la entrada principal del recinto. Para Ignacio Fernández hijo la ceremonia fue muy emocionante: “yo sé la importancia de esta universidad para mi papá, fue su ‘cuarto hijo’ y muchas veces el primero, tiene una connotación social muy potente. Él apoyo con becas y estudios a mucha gente. Mi padre valoraba a quienes tenían las ganas de estudiar porque eso arrastra resultados”.

Tres pisos para el deporte

El Centro de Deportes Ignacio Fernández Doren cuenta con 3.200 mts2 divididos en tres plantas, con multicanchas, piscina cerrada y una serie de salas y laboratorios que albergarán las clases de Educación Física y que ampliará la posibilidad de todos los alumnos UNAB que buscan complementar los estudios con el deporte.

Al respecto Jaime Fillol indicó que “nos pusimos al día con este nuevo recinto. El mensaje que queremos transmitir es que la UNAB valora la actividad física y el deporte para todos sus alumnos, más allá de Educación Física. La inversión se hizo pensando en que nuestros alumnos van mejorar su formación en general, de manera integral”.

Finalmente Fillol recalcó que el sello de Educación Física “es educar a través del deporte” y anticipó que “tenemos cierta sensación de que algo va a ocurrir dentro de poco con el deporte en Chile, hay una sensación de recambio y pienso que viene un gran desarrollo y éste centro va a ser un aporte para formar profesores y esperamos que de aquí salga más de un deportista de elite”.

Envía tus comentarios a abmedios@unab.cl y síguenos en el twitter @noticiasunab.

Noticias relacionadas

Share This