Destacados Economia y Derecho

Dos semanas estuvo en diversas ciudades la delegación compuesta por cinco estudiantes de Ingeniería Comercial, Contador Auditor y Química y Farmacia y cuatro académicos UNAB.

Escrito por
IMG-20150311-WA0024
Belén Fernández, de Contador Auditor, en el Templo del Cielo, China.

Oportunidades de colaboraciones entre la Escuela de Medio Ambiente de la Universidad Tsinghua, en Beijing, y la Universidad Andrés Bello (UNAB) fue uno de los resultados de la “Misión Exploratoria de Innovación a China”, organizada por la Dirección de Relaciones Internacionales UNAB y coordinada por el Centro de Estudios Latinoamericanos sobre China (CELC) de esta casa de estudios.

La delegación estuvo compuesta por cinco estudiantes de Ingeniería Comercial, Contador Auditor y Química y Farmacia, junto a Víctor Aguilera, director de la Academia de Innovación y Emprendimiento de la Facultad de Ingeniería (UEI); Miguel Rebolledo, Jefe de la Unidad de Innovación y Emprendimiento de la Dirección de Innovación y Transferencia Tecnológica; Nicolás Contreras, coordinador de la UEI en Viña del Mar, y Álvaro Etchegaray, Investigador Asociado del CELC.

El viaje de dos semanas cumplió con una agenda de reuniones con importantes universidades y empresas privadas de ese país, junto a representantes del departamento de América Latina de la Cancillería china. El intenso programa abarcó las ciudades de Beijing, Tianjin, Shenzhen y Shanghái.

“El propósito fue visitar instituciones que son reflejo de la transformación que vive China en la actualidad y que son parte de su estrategia por impulsar la innovación científica y tecnológica en los campos de medio ambiente y transporte, además de la búsqueda por crear una nueva firmas que ayuden a su economía a seguir creciendo”, explicó Etchegaray.

La experiencia

La misión fue posible gracias a las becas otorgadas por la UNAB, que financiaron en forma parcial esta gira exploratoria.

Pablo Escobar, estudiante de Ingeniería Comercial, en Viña del Mar, valoró la oportunidad de conocer el desarrollo de una de las mayores economías del mundo. “La experiencia me sirvió para conocer una cultura totalmente distinta a la que tenemos en Chile, además de visitar lugares históricos. Importante fue también tener la oportunidad de participar de diversas reuniones de trabajo y mesas redondas donde pudimos abordar temas de actualidad que tienen resonancia en Chile, como la contaminación del aire y la falta de recursos hídricos. Me siento privilegiado de haber podido participar en esta gira, y recomendaría a quienes tengan la opción a futuro de realizarla”.

Belén Fernández, alumna de Contador Auditor, calificó la experiencia como  “increíble e inolvidable, que sin pensarlo volvería a realizar. Tuve la oportunidad de conocer una amplia gama de elementos en esta gira académica, desde la cultura de China hasta la forma de realizar negocios. Sin duda una gran oportunidad”.

IMG-20150311-WA0020
Felipe Zuñiga en la Gran Muralla China.

Encuentros

Los académicos de FEN UNAB conocieron el proyecto “X-Lab” en la Escuela de Economía y Administración de Tsinghua, una iniciativa que mezcla en un amplio espacio a estudiantes de diversas carreras de esa universidad en el que reciben apoyo y asesoramiento para convertir sus ideas en empresas que puedan competir en el mercado local o internacional.

En la ciudad portuaria de Tianjin, la delegación recorrió el proyecto de desarrollo urbano del Área de Binhai que, con planes a 15 años, busca integrar distritos enfocados a desarrollo tecnológico y servicios financieros, además de la construcción en curso de la Sino-Singapur Eco-City. Éste busca implementar fuentes energéticas renovables en un área urbana para 300 mil habitantes, con la meta de lograr un auto abastecimiento energético sin producir un impacto en el medio ambiente.

Al término de las reuniones, la delegación cruzó gran parte de China en un tren bala que en 10 horas cubrió unos 2.300 kilómetros, hasta llegar a la ciudad de Shenzhen, ubicada a un costado de Hong Kong. La ciudad, de casi 15 millones de personas, creció a partir de una pequeña aldea de pescadores en los últimos 30 años para convertirse en uno de los polos de mayor desarrollo económico e innovación de China. En esa urbe la delegación se reunió con empresas de altas tecnologías en láser y energía solar, además de visitar la planta de BYD, firma fabricante de automóviles híbridos y eléctricos.

El viaje de la delegación concluyó en la ciudad de Shanghái, donde visitaron el Instituto de Investigación Pesquera del Mar de China Oriental, además de la nueva Zona de Libre Comercio. Esta zona especial en Shanghai es una pieza clave en las reformas que impulsa China en la transformación de su economía. Allí se identificaron diversas oportunidades que se han abierto para empresas exportadoras y de servicio de Chile las cuales, desde allí, podrán operar en el futuro en el mercado chino. Uno de los compromisos de la misión es entregar un informe al respecto a instituciones como la Cámara Chileno-China de Comercio y Turismo, en un seminario a organizar próximamente por el CELC.

FOTO 1La delegación se reunió con autoridades de la Escuela de Medioambiente de la Universidad Tsinghua. Allí Víctor Aguilera expuso su proyecto sobre Hidrógeno como combustible sustentable para el transporte público y discutió opciones de cooperación con esa casa de estudios.

DSC_0344

Visita a la empresa automotriz BYD

FOTO 3Visita a la Escuela de Negocios HSBC, del campus de Peking University en Shenzhen. Terrill Frantz, director de Desarrollo Global y Profesor Asistente de Administración de dicha escuela,  explicó a la delegación el objetivo de sus programas de estudio y las cualidades de Shenzhen para realizar emprendimientos.

 

 

Noticias relacionadas

Share This