Institucional
Escrito por

La distinción le fue conferida al embajador Oscar Pinochet de la Barra, en un acto convocado por el Ministerio de Relaciones Exteriores y nuestra Universidad, para conmemorar la firma del acuerdo que durante 50 años ha administrado por consenso la paz, la cooperación y la preservación del continente blanco.

Por su papel como artífice del Tratado Antártico, del cual hoy 1 de diciembre   se cumple el cincuentenario y por Medalla1su contribución al fortalecimiento de la presencia de Chile en el continente blanco, el embajador Oscar Pinochet de la Barra fue distinguido con la medalla Andrés Bello que confiere nuestra Universidad a quienes contribuyen a la sociedad de manera relevante.

El reconocimiento le fue entregado por el Rector Rolando Kelly y el director del Centro de Estudios Oceánicos, Insulares y Antárticos (Oceantártico),  Alfonso Campusano, en una ceremonia conjunta realizada en el Auditorio del Campus Bellavista por el Ministerio de Relaciones Exteriores y la U. Andrés Bello, a la que asistieron el Ministro subrogante de Relaciones Exteriores, Angel Flisfisch; el Presidente de la Junta Directiva de la UNAB, Miguel Angel Poduje; el Vicerrector Académico, Exequiel González; el Vicerrector de Investigación y Postgrado, Andrés Bernasconi; el Secretario General, Javier Leturia; decanos, embajadores,  representantes de las fuerzas armadas, autoridades de la Cancillería e invitados especiales.
ISocial principal1El director del Centro Oceantártico resaltó que originalmente el Tratado fue suscrito por doce naciones hasta totalizar 47, las que han adherido de pleno derecho al acuerdo. “El Tratado –dijo-abrió las puertas a una nueva forma de administración de los recursos que dispone la Humanidad y creó una institucionalidad basada en el consenso absoluto. Además, instauró un protocolo de cuidado medioambiental de un nivel que hoy es difícil alcanzar en cualquier lugar del planeta y también estableció y garantiza la paz en toda la Antártica, la prohibición de pruebas nucleares, la desmilitarización, la libertad de investigación, y por sobre todo, la cooperación internacional.

Alfonso Campusano destacó la cualidad visionaria del embajador Oscar Pinochet de la Barra reflejada en su papel como impulsor e ideólogo del Tratado Antártico, misión en la que volcó su condición de abogado, historiador y diplomático. El diplomático homenajeado agradeció a la Universidad el reconocimiento y recordó sus inicios en el servicio exterior chileno que lo llevó a dedicar de lleno su atención al “sexto Continente”. Expresó que en los 50 años transcurridos desde la suscripción de Tratado, no todo ha sido fácil y que el documento deja a Chile con nuevas responsabilidades.

En tanto, el Canciller subrogante Angel Flisfisch subrayó la trascendencia del Tratado en el desarrollo de la política exterior de Chile, basado en el multilateralismo de las relaciones entre los Estados. “Si existe un paradigma sobre cómo construir relaciones internacionales basadas en la paz y el desarrollo, ese es el sistema antártico”, expresó.
Patricio Diaz S.
pdiaz@unab.cl

Noticias relacionadas

Share This