Facultades
Escrito por

En la oportunidad, Cecilia Marambio, profesora de la Escuela de Educación Parvularia, sorprendió con su experiencia de aplicación de un modelo educativo integral basado en la creatividad del alumno.

La Educación está en constante movimiento. A diario se estudian nuevos mecanismos para hacerla más efectiva y acorde a los tiempos en los que vivimos. Teorías, proyectos, intervenciones han sido efectivas en distintos lugares del mundo. Con el objetivo de compartir estas experiencias es que se realizó en Madrid, el  “Congreso Internacional Euro-Iberoamericano de Formación Secundaria: análisis, reflexión y propuestas” organizado por la Universidad Nacional de Educación a Distancia de España (UNED).

Con representantes de países como México, Ecuador, Colombia, y varias naciones europeas, Chile dijo presente con la Académica de Educación Parvularia de la Universidad Andrés Bello, Cecilia Marambio, que  impresionó con su experiencia en la aplicación del Modelo de Procesamiento de la Información, creado por el Doctor Ronald Schmeck.

Este es un sistema que  se aplicó en Chile en 2003 por el Ministerio de Educación para mejorar los resultados de la prueba SIMCE. Pero según Marambio, no se hizo correctamente, ya que la implementación del modelo debe realizarse en el establecimiento educacional completo con todos los docentes y alumnos con una planificación previa de cada clase.

El Procesamiento de la Información consta de una clase dividida en tres partes: La primera es el procesamiento superficial, donde un profesor entrega un concepto a los alumnos, quienes deben memorizarlo. En la segunda fase, el concepto memorizado se aplica a través de la experiencia. Finalmente el alumno se apropia del concepto creando un problema con su correspondiente solución, crear con lo aprendido.

Cecilia utiliza este modelo desde el 2005. “En el encuentro noté mucho interés de mis pares de otros países sobre el modelo y la mayor interrogante que surgió fue sobre el proceso de evaluación. Si bien éste se hace a través de pruebas específicas, me quedó el desafío de  crear un instrumento que evalúe las actitudes cognitivas ayudando a desarrollar mejor  el conocimiento presentado”, explica.

Los resultados aplicados en dos colegios donde Marambio trabaja, han sido impresionantes. Los rendimientos académicos de los alumnos han aumentado entre un 70 y 80%. “Este modelo asegura el desarrollo de competencias mientras todos los profesores estén involucrados”, agrega la profesional.

Para Marambio la educación  debe ir evolucionando. “Se debe comenzar cambiando la formación inicial en la universidades. Aún  se enseña un curriculum del siglo XX y debemos actualizarlo. Hoy los alumnos llegan con conocimientos previos a la sala de clases y por eso se aburren. Hay que  incorporar el interés del alumno y buscar esa mediación con los planes ministeriales. Junto con esto tenemos que  formar a los nuevos profesores con metodologías actualizadas”, finaliza la académica UNAB.

Por Valentina del Campo
vdelcampo@unab.cl

Noticias relacionadas

Share This