Universidad
Escrito por

Materiales para almacenar hidrógeno, celdas fabricadas con moléculas que aprovechan de mejor manera la energía solar y alcances sobre la espintrónica que permitirá guardar información de una forma nunca antes vista, son algunos de los temas que se discutieron en el “7th Workshop in Computational Chemistry and Molecular Spectroscopy”, organizado por la U. Andrés Bello.

Punta de Tralca fue el punto de reunión de 18 científicos de renombre mundial que investigan sobre ingeniería molecular de materiales, nanotecnología láser o nuevos formatos de almacenamiento electrónico. Y que estuvieron del 18 al 22 de octubre discutiendo sobre los avances que se han generado en estas líneas de desarrollo científico y su utilidad para crear nuevas tecnologías o productos en el  “7th Workshop in Computational Chemistry and Molecular Spectroscopy” de la Universidad Andrés Bello.

El director del doctorado en Fisicoquímica Molecular de la Unab y organizador de la actividad, Ramiro Arratia destaca la participación de la universidad en encuentros científicos de categoría internacional ya que “con estas discusiones e intercambio de conocimientos es posible armar lazos de colaboración académica y proyectarnos internacionalmente en nuestra investigación”.  

Dentro de las principales novedades que se presentaron en la reunión científica están las  investigaciones que actualmente se desarrollan con moléculas funcionales para crear celdas solares más eficientes. En esta línea participan los científicos Gerald Meyer, del Departamento de Química de la Universidad de Johns Hopkins (Estados Unidos) y Curtis P. Berlinguette del Instituto para la Sustentabilidad, Energía y medioambiente de la Universidad de Calgary (Canadá).

Hoy los estudiosos del tema trabajan en diseñar moléculas con funciones específicas que permitan potenciar el uso de las celdas solares y mejorar su capacidad de absorción y conversión de la luz solar.

“Las celdas que estamos produciendo permitirán convertir energía en un porcentaje mucho mayor a las actuales. Tienen un costo menor e incluso podrán tener un uso doméstico mucho más masivo que  los paneles actuales”, comenta   Curtis P. Berlinguette.

Hidrógeno y medicamentos

En tiempos de calentamiento global el tema de la energía es uno de los aspectos que más nos preocupa. Sabemos que el petróleo además de ser altamente contaminante y caro, es cada vez más escaso. Frente a esto el hidrógeno se presenta como el combustible del futuro.

Sus ventajas sus múltiples. No contamina y es barato. Pero su mayor dificultad radica en la incapacidad de almacenarlo de manera ligera y compacta. Durante el workshop el científico Jeffrey R. Long del Departamento de Química de la Universidad de California (EE.UU.), presentó los últimos avances sobre los nuevos materiales que permitirán transportar esta prometedora energía.

“Estamos trabajando en un material microporoso que permita transportar hidrógeno en un tamaño compacto. Esto será una gran solución para los automóviles y el transporte público. Así esta tecnología  podría reemplazar al petróleo”, comenta Jeffrey R. Long.

Por otra parte, los avances en nanotecnología láser, la memoria magnética del futuro  llamada spintrónica, química cuántica relativista aplicable en el tratamiento de los desechos nucleares, la construcción de materiales luminiscentes para crear biosensores capaces de detectar células cancerígenas, explosivos o contaminación y el diseño molecular de fármacos, son parte de los temas que se expusieron en este encuentro internacional que se realizó en entre del 19 al 22 de octubre en Punta de Tralca.

Más información: http://workshop.unab.cl/

Recuerda enviar tus comentarios a abmedios@unab.cl y síguenos en el twitter @noticiasunab.

Jimena Araya
jimenaaraya@unab.cl

Noticias relacionadas

Share This