Intercambio
Escrito por

indisaLa Clínica Indisa recibe a alumnos de Medicina de otras nacionalidades a través del convenio que mantiene nuestra Casa de Estudios con la Universidad de Columbia y gracias a los cupos que destina cada año la Federación Internacional de Asociaciones de Estudiantes de Medicina (IFMSA).

Las ansias de tomar contacto con la atención médica que se realiza en otros países, aprender nuevas experiencias, empaparse de otros conocimientos y realidades, es lo que une a los franceses Nadia Geneix Gaetan Ghilain, Cecile Preterre, Lorene Rabat, a la mexicana Ana Alicia Martínez y a la española Alejandra Acebal, quienes integran el grupo de estudiantes extranjeros que desde principios de julio está de intercambio a través de IFMSA en la Clínica Indisa –Campo Clínico de la Universidad Andrés Bello-.

El doctor Enrique Almagro, académico de la Universidad y encargado de supervisar a los alumnos que vienen de intercambio, explica que desde el 2006 la UNAB recibe a universitarios de estas características. “Esto se inició como un proyecto pequeño, con sólo dos estudiantes de la Universidad de Columbia (EE.UU.). Con el tiempo, Chile se hizo un destino muy apetecido por la Universidad de Columbia y cada vez nos fueron solicitando más cupos. De hecho la UNAB cuenta con un convenio con esta Casa de Estudios estadounidense y ahora todos los años nos mandan alumnos”.

La Clínica Indisa también recibe a alumnos extranjeros de intercambio gracias a los cupos que destina cada año la Federación Internacional de Asociaciones de Estudiantes de Medicina (IFMSA), lo que posibilita que los estudiantes de la UNAB puedan conocer a universitarios de distintos lugares del planeta e intercambien conocimientos y experiencias.

El doctor Almagro detalla que una de las grandes ventajas para los alumnos de Medicina que vienen del extranjero a realizar intercambio a este campus clínico, es que los estudiantes tienen la posibilidad de estar en contacto con el personal clínico, docente, infraestructura y tecnología de primer nivel. A esto se agrega, el hecho que los alumnos pueden interactuar con pacientes que acceden amablemente a ser examinados, todo en un ambiente muy grato y marcado por un gran profesionalismo.

Quiénes son:

Gaetan Ghilain, Chu de Rouen, Francia: “Me ha sorprendido descubrir por ejemplo, que aquí el promedio de esperanza de vida es similar al de Francia, lo que creo es buen indicador de un país que tiene buenas condiciones para vivir y bastante desarrollado”.

Cecile Preterre, Chu de Rouen, Francia: “Me llama la atención el vínculo que generan los médicos con los pacientes, es una relación de mucha preocupación y cercanía”.

Lorene Rabat de Universidad Jean Monnet Saint Etienne, Francia: “Estoy feliz, porque estoy haciendo mucha práctica y en Francia no había tenido la oportunidad de hacerlo muy seguido. Los doctores nos dedican mucho tiempo para discutir los casos y atender nuestras consultas, eso es muy bueno”.

Nadia Geneix, Université Paris 7, Francia: “Es interesante ver cómo se aprende y se práctica la medicina en un país extranjero y ver que las cosas no son tan diferentes como uno imagina. Eso me va a servir mucho cuando vuelva a Francia a trabajar, es un gran aporte a mi desarrollo profesional”.

Alejandra Acebal, Universidad Castilla-La Mancha, España: “Acá es más real, porque hay más práctica. Creo que los profesores son muy buenos, exigentes y tienen mucho más tiempo para orientarnos en los diagnósticos clínicos”.

Ana Alicia Martínez, Universidad de Monterrey, México: “Escogí Chile, porque creo que es un país que tiene el mismo nivel de conocimientos que el mío y no me he equivocado, el equipo de profesionales es increíble. Acá todo es muy ordenado y seguro”.

Noticias relacionadas

Share This