Universidad
Escrito por

En relación a la emergencia sanitaria que está viviendo nuestro  país, golpeado por la influenza humana, a lo que se han sumado el habitual brote de virus sincicial en los niños y la también recurrente influenza estacional, los hospitales han visto la necesidad de sumar en sus filas estudiantes de último año de carreras como medicina y enfermería para reforzar su personal.

Escuela de Medicina envió un listado con 45 internos dispuestos a trabajar en el plan de reforzamiento sanitario.
Escuela de Medicina envió un listado con 45 internos dispuestos a trabajar en el plan de reforzamiento sanitario.

Frente a este panorama, la Escuela de Medicina de la Universidad Andrés Bello envió al Ministerio de Salud, Servicio de Salud Metropolitano Sur y Servicio de Salud Valparaíso-San Antonio un listado con 45 internos dispuestos a trabajar en el plan de reforzamiento sanitario.
“Faltan profesionales de la salud en servicios de urgencia y en unidades IRA y ERA, pese a las grandes inversiones realizadas año a año; falta personal de apoyo, las camillas de atención están ocupadas con pacientes que están en tratamiento básico de su emergencia y se espera tomar la decisión de derivarlo al hospital si no se compensa o se devuelve a su domicilio con indicaciones a la familia de volver a traerlo si se agrava, lo que a menudo ocurre; mientras tanto, otros pacientes esperan horas y horas que los atiendan”, comenta el doctor Jaime Contreras, Director de la Escuela de Medicina de la UNAB.
“Los estudiantes de las carreras de la salud de los últimos años están deseosos de trabajar en esta emergencia sanitaria, pero el proceso es lento y engorroso; esperemos que estas duras lecciones nos permitan replantear nuestras conductas ante crisis como éstas, para que el invierno de 2010 sea distinto”, agrega.

Siempre listos
Javiera Rossi está en séptimo año de Medicina en la U. Andrés Bello y este lunes 6 comenzó a trabajar en los turnos de reforzamiento asistencial en el Hospital El Pino. “Esta es una propuesta súper atractiva, ya que nos da la posibilidad de realizar una práctica en otro contexto para los internos y nos  podría servir el hecho de haber trabado para el Estado en nuestro currículo. Le aliviamos la tarea a doctores, quienes ya confían más en nuestra labor porque estamos en el último año”, comenta la joven de 26 años.
“Teníamos varios compañeros interesados. En el Hospital El Pino estaré en Medicina Interna ya sea en salas o si me necesitan para ayudar en urgencia. Sabemos a lo que vamos, será duro, pero el Hospital también han reforzado con médicos”, concluye la alumna de medicina

Noticias relacionadas

Share This