Alumni
Escrito por

Como una forma de instalar el tema del agua en la agenda académica y de generar un espacio de discusión con relación a este,  surgió el Centro de Aguas de la Universidad Andrés Bello, proyecto impulsado por   Michael Hantke, abogado, egresado de la UNAB y experto en esta materia.

Hantke, perteneciente a la primera generación de abogados de la Universidad, es considerado una eminencia en el tema, expertise que comenzó a forjarse cuando asumió como Jefe de gabinete en la Superintendencia de Servicio Sanitario  y que continuó con  en 1999 con un doctorado en el Reino Unido.

 De regreso a Chile fue reclutado por el subsecretario de Obras Públicas para trabajar en temas de regulación y aguas, desde conde lideró importantes proyectos de ley asociados  a concesiones de aguas lluvia para volver tres años después nuevamente a la Superintendencia y luego como asesor de la subsecretaria de obras publicas.

Un aviso en el The Economist, que buscaba un profesor de Derecho de Aguas,  lo tentó para  postular a la oferta. Tras ganar el concurso, Hantke partió junto a su familia a Escocia donde además de hacer clases, aprovechó los dos años que estuvo en el país europeo para dedicarse a la investigación de temas referidos al agua.

Fue esta experiencia y su interés de “dar una opinión pública”, relacionada con el tema que no sólo influya a nivel nacional “sino que también sea un referente para toda la región  a nivel latinoamericano, el que motivó a Hantke a compartir sus conocimientos a través del recientemente creado Centro de Aguas de la UNAB.

El abogado, que se apasiona sobre el recurso natural, asegura que esta instancia permitirá hacer propuestas “recomendaciones de lo que se debería hacer, generando de este modo un espacio de conocimiento que pueda contribuir con propuestas concretas.

Hantke, afirma que otra motivación del Centro de Aguas es poder sensibilizar a la gente, “contribuir a generar conciencia”, y por lo mismo es que está seguro contará con el apoyo de alumnos de la carrera “siento que mucho de los problemas con relación al agua pasan porque estamos en una sociedad ideologizada que nos permite ver más allá y entregar verdadera solución al problema, sin embargo, la juventud es mucho más desprejuiciada, lo que sin duda ayuda a la discusión de ideas sobre todo en un tema en que se necesita para el bien de todo un país”.

Noticias relacionadas

Share This