Historias de Egresados
Escrito por

Ser químico farmacéutico es un orgullo, puesto que contempla un sin fin de responsabilidades de protección de la salud de nuestra sociedad. Quien decida seguir este camino, tiene que cumplir con una serie de habilidades y aptitudes.

doctorasandoval

El alumno que ingresa a estudiar Química y Farmacia en la Universidad Andrés Bello, debe poseer una gran vocación de servicio, conciencia de la responsabilidad y sensibilidad social de la profesión que ha elegido como proyecto de vida, de tal forma de poner siempre sus conocimientos, habilidades, destrezas y competencias al servicio de las personas. Debe poseer capacidad de estudio sistemático en las ciencias  básicas y aplicadas, ya que esta es una carrera con una fuerte formación científica, interés en conocer el funcionamiento del cuerpo humano y de cómo sustancias exógenas pueden modificar las funciones biológicas de este.

Entre las características personales, es recomendable que el alumno posea buena capacidad para organizar su tiempo, mantenerse siempre motivado  por buscar la excelencia en su quehacer y con un pensamiento crítico y analítico para comprender los distintos fenómenos relacionados con sustancias biológicamente activas.

Como estudiante del área de la salud, el alumno tiene que poseer además habilidades sociales, de líder, que les permitan dirigir grupos de personas, desarrollar proyectos,  etc., ya que en el campo laboral le corresponderá manejar grupos de personas, motivarlas por  objetivos y metas comunes.

Durante su avance curricular, el alumno inicia su formación con disciplinas de ciencias básicas tales como biología, química, física, fisicoquímica, álgebra y cálculo. Una vez aprobado este ciclo básico de dos años, continúa con asignaturas pre profesionales que reúnen las áreas de ciencias de la salud que pretenden entregar conocimientos del funcionamiento del organismo humano, algunas de ellas son: anatomía, fisiología, bioquímica, patología, botánica y farmacognosia, microbiología, farmacología básica y clínica.

Finalmente, aprende diferentes disciplinas exclusivas del quehacer farmacéutico que les permitirá comprender y aprender cómo diseñar nuevas moléculas con propiedades terapéuticas, deducir probables efectos biológicos a partir de la estructura química de una sustancia, cómo elaborar medicamentos, cuáles son los efectos tóxicos de diferentes sustancias, además de conocer la efectividad de los medicamentos en la salud del paciente, las implicancias para la salud pública del uso de ellos, cómo evitar y detectar problemas en la salud derivados del uso de los fármacos, cómo garantizar el acceso de medicamentos por las personas en los establecimientos de salud, entre otras.  

El Químico Farmacéutico de la UNAB se encuentra en condiciones de trabajar en establecimientos de salud públicos y privados, ya sea en cargos asistenciales u hospitalarios de atención directa de pacientes, como de gestión y administración en salud de clínicas u hospitales, en industria farmacéutica y cosmética, farmacia comunitaria o privada, laboratorios clínicos y de investigación e Instituto Médico Legal como peritos.

Los egresados de esta escuela de Química y Farmacia desde su formación reciben la retroalimentación de sus docentes de la contingencia nacional por lo que egresan conociendo la problemática nacional sobre salud y medicamentos, lo que les ha permitido insertarse eficientemente en el ámbito laboral sin dificultades.   

Dra. Carmen Sandoval

Directora Escuela de Química y Farmacia U. Andrés Bello

 

Ficha Química y Farmacia (Acreditada por CNA)

Grado Académico: Licenciado en Farmacia (8 semestres)

Título Profesional: Químico-Farmacéutico (5 años)

Régimen: Diurno

Postgrado: Magíster en Farmacia con mención en Clínica

Sede en que se imparte: República

Noticias relacionadas

Share This