Universidad Andrés Bello entregó Premio al Mérito 2021: Subsecretaria Daza fue reconocida como Figura del Año | Noticias Universidad Andrés Bello
Universidad

En las distintas categorías de esta importante distinción fueron reconocidos Maite Alberdi en la mención Arte y Cultura; Iván Schmidt en Ciencias; Salomé Martínez en Educación; y Cristián Warken en Humanidades y Ciencias Sociales. Este año, además, se creó una nueva categoría, Deporte y Bienestar, en la cual fue galardonado Jaime Fillol.

Escrito por

Con el objeto de reconocer a personalidades del país por su aporte en diferentes áreas del quehacer nacional, la Universidad Andrés Bello (UNAB) entregó el Premio al Mérito 2021, que este año distinguió en la categoría Figura del Año a la Subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza.

Junto a la Subsecretaria, el Jurado decidió reconocer a la directora de cine Maite Alberdi en la mención Arte y Cultura; el físico teórico Iván Schmidt en Ciencias; la académica Salomé Martínez en Educación; el académico y comunicador Cristián Warken en Humanidades y Ciencias Sociales; y el ex tenista Jaime Fillol, en Deporte y Bienestar.

El Premio al Mérito Universidad Andrés Bello fue creado el año 2002 por la Junta Directiva de la Universidad, y es el reconocimiento más importante que entrega la institución anualmente a personalidades que han realizado una valiosa contribución al desarrollo de Chile en distintas disciplinas.

“El objetivo central por el cual se creó este premio hace ya casi 20 años es visibilizar y homenajear a quienes han destacado sobre sus pares en distintas disciplinas, reconociendo la trayectoria de personalidades que han sobresalido por su significativo aporte al desarrollo y bienestar del país”, destacó el Rector de UNAB, Julio Castro, durante la ceremonia de premiación.

Y agregó que “esperamos que el indudable aporte al país de cada uno de nuestros galardonados sirva como ejemplo a las nuevas generaciones, especialmente a nuestros estudiantes”.

Figura del Año

La capacidad técnica mostrada por la Subsecretaria Paula Daza durante la contención de la pandemia los dos últimos años, junto a su liderazgo y empatía, fueron aspectos fundamentales tratados por el Jurado a la hora de otorgar el reconocimiento Figura del Año.

Al respecto, la autoridad aseguró que “estoy contenta y muy agradecida de la Universidad Andrés Bello por haberme dado este reconocimiento, estoy consciente de que yo soy el rostro de muchos funcionarios de la salud que han estado trabajando arduamente durante esta pandemia, por lo tanto, este reconocimiento es para ellos”.

En la ocasión agradeció al presidente Sebastián Piñera por “la confianza que me ha dado para permitir estar en donde estoy y he estado haciendo en los últimos 18 meses, y también por su apoyo en los momentos más duros y difíciles de esta pandemia”.

Asimismo, recalcó el rol clave que ha tenido la academia y las universidades en este período: “La pandemia nos ha permitido visibilizar la importancia de la riqueza intelectual que tenemos en nuestro país, y hoy lo estamos viendo con estos distinguidos premiados”.

Reconociendo el aporte al país

Por primera vez, este 2021, la Universidad incorporó la categoría Deporte y Bienestar, galardón que fue entregado a Jaime Fillol, director de la carrera de Entrenador Deportivo UNAB. “No podemos más que agradecerle su compromiso y cómo durante todos los años que ha estado en la UNAB, ha conseguido traspasarles a sus estudiantes su integridad y su pasión por el deporte”, afirmó el Rector Castro.

“Qué bueno que sea mi Universidad la que creó esta categoría de premio, el deporte y la academia se comprenden y se apoyan. En UNAB veníamos hace unos años conversando de esto, y ahora se da un gran paso adelante con la creación de este premio“, valoró el destacado ex tenista y académico.

En tanto, en la categoría Educación fue reconocida la académica del Departamento de Ingeniería Matemáticas de la Universidad de Chile, Salomé Martínez, por su excelencia y trayectoria, y también por el enorme trabajo que ha realizado en materia de igualdad de género en el acceso a la educación. “Mis aportes en educación son los que más me enorgullecen en mi carrera, y no podría haberlos hecho sin ser matemática y sin mi trabajo como investigadora. Me llena de alegría que este aporte a la educación desde la matemática, su rigor y su creatividad, sean merecedor de tan prestigioso reconocimiento“, agradeció.

En la categoría Ciencias se distinguió a Iván Schmidt, académico de la Universidad Técnica Federico Santa María y uno de los impulsores del establecimiento en Chile del área experimental de Física de Partículas. Al respecto, el Rector Castro sostuvo que “hoy Iván Schmidt es un ejemplo e inspiración para las futuras generaciones de estudiantes. Su aporte va mucho más allá de sus investigaciones al poner a la ciencia chilena en el mapa mundial”. Junto con calificar como un “gran honor” el reconocimiento, el físico teórico apuntó que “la ciencia es una actividad social, que se ha ido construyendo con el aporte de muchísimas personas. Yo tengo un grupo detrás, que me apoya y con el cual trabajo, sin ese grupo no habría podido hacer las cosas que he hecho”.

Por su parte, en la categoría Arte y Cultura el galardón fue otorgado a la cineasta Maite Alberdi, cuyo documental “El Agente Topo” fue nominado a los Premios Oscar 2021: “Es un honor recibir este premio porque no siempre se reconoce las artes y la cultura entre los aportes del año. Es entender que el arte está promoviendo el diálogo social, y este premio no es solamente para mí, es para “El Agente Topo”, que fue una película que puso un tema en la agenda, que conmovió y que invitó al diálogo. Este es un premio que está también reconociendo ese diálogo”.

En la categoría Ciencias Sociales y Humanidades fue distinguido Cristián Warken por su aporte indiscutido en esta materia, ya sea por su impecable trayectoria como por su influencia en el mundo cultural, social y político chileno. En la ocasión, Warken agradeció el reconocimiento destacando a quienes calificó como “héroes del humanismo” –como Jorge Millas, Joaquín Barceló, Humberto Giannini o Giuseppina Grammatico–.  Y aseguró que “con ellos debiéramos conversamos mucho más” para así “permanecer vigilantes y atentos a nuevos oscurantismos que acechan en el horizonte. Ésa es la tarea esencial de las humanidades, tarea, cada vez más necesaria y urgente, mantenernos vigílicos, alertas, despiertos, finalmente, vivos“.

Noticias relacionadas