Sin categoría
Escrito por

Hace tres semanas que cinco alumnos de la Facultad de Medicina de la U. Andrés Bello participan activamente en el proyecto entre IFMSA (Federación Internacional de Estudiantes de Medicina) y la Cruz Roja, denominado E + D, cuyo objetivo es formar redes de ayuda que se activen en momentos de catástrofes, como la recientemente ocurrida con el alud en Farellones.

 PanchoCruzRoja

Tal como lo dice su vocación de servicio, los médicos están siempre dispuestos a ayudar a la comunidad y así lo están los futuros profesionales de la Salud de la U. Andrés Bello: María José Lobos, Carla Iriarte y Francisco Palma, de tercer año de Medicina; Sebastián Escobar y Christian Rivera, de primero, quienes participan en una labor diseñada bajo el alero del proyecto internacional E + D, pertenecientes a IFMSA (Federación Internacional de Estudiantes de Medicina) y la Cruz Roja.

El gestor de esta iniciativa en Chile es Francisco Palma, presidente de IFMSA local. “El objetivo de este proyecto es formar una red de estudiantes de medicina que estén capacitados para poder actuar ante eventos de emergencia y desastres. La primera fase, es tener un grupo capacitado por la Cruz Roja y es la que estamos haciendo ahora. Llevamos tres semanas de capacitación de un total de seis. En nuestro proyecto está considerada una capacitación nacional, es decir, que se realice también en Coquimbo, La Serena, Viña del Mar, Valparaíso, Talca, Concepción y Temuco. Para que puedan ayudar en caso de que pase algo en sus ciudades como terremotos, alud, inundaciones. La segunda fase, es que este grupo capacitado comience a generar actividades, como también educar a comunidades y colegios; también en mitigación del desastre”, explica.

 PanchoCruzRoja2

En el lugar de los hechos

La Cruz Roja está desde el primer día en el sector de Farellones donde el sábado 5 de septiembre se produjo un alud. “Nelson Hernández, director nacional de Socorro de la Cruz Roja, me llamó para invitarme a ver cómo se maneja la situación y así estar al tanto en el momento en que nos toque actuar. Este 8 de septiembre fuimos a ayudar a Farellones, estuvimos en kilómetro 6, donde se produjo la tragedia. Hicimos un catastro de las familias del sector para ver qué necesitaban, luego fuimos a las bodegas de Cruz Roja para llevarles ropa, comida, aislantes para el frío, agua, todo lo necesario y lo repartimos. Los caminos estaban complicados, con barro, se nos dificultó el paso. En Lo Arrayán el desastre no fue tanto, pero había una casa complicada, ya que nadie los había ido a ver. Encontramos a una persona con herida, la curamos, y a una niña con neumonía, que también ayudamos a atender. Realizamos tareas de coordinación necesarios para ayudar a mitigar el drama de tragedias como ésta”, relató Francisco Palma.

Noticias relacionadas

Share This