Sin categoría
Escrito por

La empresa de diseño CULMO conformada por ex alumnas de la Universidad Andrés Bello, utiliza desechos naturales de terrenos arbolados para dar vida a materiales amigables con el medioambiente.

Un nuevo elemento de construcción “da vida” a los espacios chilenos con “bosques chilenos”. Se trata de paneles multipropósito con una configuración modular capaz de generar distintas texturas visuales. Al ser un material más liviano, en comparación con la madera, su edificación es mucho más rápida. Esto porque estas molduras están construidas con un material denominado PFNM, (productos forestales no madereros), de origen biológico distinto a la madera, como tierra, hojas, ramas que caen de los árboles y algunos frutos silvestres.

La propuesta de esta empresa, gestada en el taller Chile Material dictado por Roberto del Piano y Mari Gálmez en la Facultad de Arquitectura, Arte y Diseño de la Universidad Andrés Bello, es ofrecer al mercado de arquitectos y diseñadores, un producto de valor agregado con características aislantes, para ser utilizados como revestimiento interior, pero con un look étnico y una propuesta estética distinta y sustentable.

Continúa leyendo esta noticia en la Vitrina Ambiental de la UNAB.

Noticias relacionadas

Share This