Sin categoría
Escrito por

Miles de familias quedaron damnificadas entre las regiones de Valparaíso y del Bío Bío y sus casas inhabitables. Por eso un contingente solidario de 18 estudiantes y profesores de la U. Andrés Bello ofreció su ayuda a la Municipalidad de San Antonio, realizando un catastro de las casas dañadas.

El lunes 8 de marzo los alumnos de la U. Andrés Bello tomaron sus mochilas y su espíritu solidario y viajaron a  cargo del  Director de la Escuela de Arquitectura de Viña del Mar, Juan Mastrantonio, para comenzar el  análisis de los daños provocados por el megaterremoto en Valparaíso. No importaba el calor ni las réplicas, ellos continuaron visitando a los pobladores afectados y evaluando los daños en sus hogares.

Incluso las alertas de Tsunami, con nuevas réplicas de gran magnitud, no fueron suficientes para aplacar los del grupo de ayudar. Subieron a las zonas altas del puerto ante la alarma preventiva y luego continuaron con sus trabajos.

Pero ésta es sólo la primera etapa. Hay un compromiso por parte de la Universidad de trabajar a largo plazo, el que se definirá en un comité integrado por el Alcalde de San Antonio, Omar Vera Castro, y los académicos Juan Mastrantonio y el Director del CITUC, Francisco Schmidt.

La escuela de Arquitectura de la Universidad Andrés Bello está apoyando además al Ministerio de Educación haciendo un catastro de colegios y Liceos de la Región Metropolitana, capacitando a grupos de trabajo con salidas a terreno, evaluación de daños y sugerencias de reparaciones.

El tercer frente de acción de la Universidad es el Consejo de Monumentos Nacionales que evaluará, con la labor de los profesores Mariana Vergara, Paz Undurraga y José de Nordenflycht, en Santiago y Valparaíso, los daños en los edificios patrimoniales. La Universidad está unida en una labor de reconstrucción que será de responsabilidad de todos los chilenos, especialmente de los jóvenes de nuestra comunidad.

Valentina del Campo

vdelcampo@unab.cl

Noticias relacionadas

Share This