Sin categoría

Una experiencia inolvidable tanto en lo personal como en lo académico vivieron cuatro estudiantes de último año de Medicina de la U. Andrés Bello luego de realizar durante un mes un internado en hospitales de España.

Escrito por

Una experiencia inolvidable tanto en lo personal como en lo académico vivieron cuatro estudiantes de último año de Medicina luego de realizar durante un mes un internado en hospitales de España.

pasantiaMedicina200

Cuatro jóvenes lograron partir rumbo a Europa, tras el intercambio realizado por IFMSA (Federación Internacional de Asociaciones de Estudiantes de Medicina), poniendo a prueba todo el conocimiento y experiencia sumada en los años en la U. Andrés Bello.

Javiera González (24) y Mónica Avilés (24) realizaron su internado en Medicina Interna en el Hospital de Sant Joan de Reus, España.

“No notamos mucha la diferencia en lo que se refiere a conocimientos, pero sí hay un abismo respecto a los recursos y tecnologías que ellos tienen. Pese a que también estaban golpeados por la crisis, no lo evidenciaban”, comentó Javiera.

“Esta fue una súper buena experiencia, que te abre la mente. Estuvimos bien en cuanto a conocimientos. Tratamos de recorrer lo más posible. Es distinto estar de visita que viviendo un mes en Europa”, subraya.

Mónica también coincide en lo mucho que les sirvió este paso por el Viejo Continente. “Nos recibieron excelente, nos explicaron, nos dejaban participar. Fue un mes muy bueno. Lo que más me llamó la atención es que en España se encuentran a miles de años luz de nosotros en lo que respecta a recursos y a todo, porque los hospitales públicos parecen clínicas y todo es mucho más eficiente. Todo es con computador, las fichas, solicitud de exámenes, es más ordenado”, destaca.

En tanto, Felipe Monsalve (26) y Rodrigo Muñoz (24) realizaron su internado en el Hospital Juan XXIII, España.

“Fue una experiencia satisfactoria. Hubo un ambiente acogedor. En el servicio donde estuve me recibieron muy bien y poco a poco me fueron dando más responsabilidades. Tenía contacto con pacientes hospitalizados, con patologías típicas de la medicina interna que no son diferentes a las que vemos en Chile, los tratamientos son similares a los nuestros, pero sí existen más recursos, más tecnología, más exámenes disponibles y todo es más rápido”, destacó Felipe.

“En nuestro país estamos acostumbrados a trabajar en un sistema de salud público donde hay más trabas, menos plata, es más burocrático. En España se hace con menos tiempo e implica más beneficio para los pacientes. Me sentí bien preparado por la Universidad, ya que en el Hospital yo estaba con becados y médicos. Mi nivel era bueno, nunca me sentí menos, sino a la par y las responsabilidades que me entregaron eran las mismas que ellos tenían. Me evaluaron muy bien, con la nota máxima”, dice el futuro médico.

Rodrigo Muñoz se desempeñó en la especialidad de Otorrinolaringología. “Me gustó, sentí que estuve bien preparado y que la formación que nos dio la Universidad es buena, comparándonos con la gente del hospital donde no había internos. La carrera de Medicina en España dura seis años y nosotros estábamos al nivel de aquellos que están en primer año de los que están haciendo la especialidad”, concluyó este joven quien además destacó que no sólo estuvieron aprendiendo para su futura profesión, sino que también recorrieron lugares como Paris, Roma y Ginebra, entre otros.

Noticias relacionadas

Share This