Sin categoría
Escrito por

Plantas y hierbas que sirven para preparar deliciosos platos, licores con propiedades que benefician a nuestro organismo y su uso para teñir telas es lo que enseña Ramiro Arratia, académico de la U. Andrés Bello en el curso de “Farmacología de la flora de Chile”. Una particular forma de aprender a sacar el máximo provecho de lo que ofrecen nuestros bosques nativos.

El sauco tiene propiedades diuréticas y antiinflamatorias.

Más allá de las clásicas infusiones, poleo, paico, saúco, cedrón, menta, llantén, entre otras hierbas, las plantas medicinales tienen múltiples usos gracias a sus principios activos y biológicos. Los que brindan excelentes resultados en  preparaciones culinarias, teñido de lanas y géneros e incluso elaboraciones de novedosas bebidas alcohólicas.            

Con este propósito, el doctor en Fisicoquímica Molecular de la U. Andrés Bello, Ramiro Arratia, dicta el curso “Farmacología de la Flora de Chile”, en el que durante un semestre enseña a universitarios a cocinar, por ejemplo, carnes blancas con hierbas que contienen un alto contenido de antioxidantes (flavonoides) como romero, orégano, llantén, melissa y toronjil dulce, entre otros.

Hierbas gourmet

El académico ejemplifica otros posibles menús saludables: salmón y reineta con poleo, paico, menta y cedrón alimonado al vapor. También es posible preparar arrollado (carne de palanca) a las finas hierbas con menta, paico orégano y clavo de olor.

Otra de las novedades culinarias con hierbas medicinales es la preparación de ensalada de lechuga y tomates con semillas de llantén y hojas de paico, las que tienen alto contenido en fibras con propiedades antidiabéticas, antiobesidad, anticolesterol y cardioprotectoras.

Doctor Ramiro Arratia.

En el curso, los alumnos aprenden, además, sobre la aplicación culinaria del aloe vera, el saúco y el espárrago, plantas que tienen un aminoácido llamado arginina, cuyo principio activo tiene propiedades antidiabéticas, antihepáticas, protegen contra la tensión arterial y funcionan como antioxidante.

El clásico pisco sour  también tiene su versión medicinal. De acuerdo a lo que explica el doctor Arratia, la preparación con hierbas saludables contiene pisco, limón y goma que se hace con una medida de poleo y cedrón. Pero el toque final se lo lleva el postre de moras, frutos que tienen un alto contenido de antioxidantes, protector de los vasos capilares y vasculares y, que aún más, atacan al envejecimiento.

 

Tonalidades naturales

Pero las plantas medicinales también tienen propiedades que los mapuches pusieron en práctica. Se trata de las plantas tintóreas como el canelo, maqui, barba de chivo, roble, nalca y de los mordientes (sustancia que se usa para fijar los colores) como cenizas, orina fermentada y productos con taninos.

En el curso los estudiantes también aprenden técnicas sobre el proceso de teñir lana con productos vegetales, utilizando distintas partes de plantas como el apio, el bailahuén, el boldo, cardenales, cebolla, culén y diente de león.

Según el doctor Arratia para teñir con productos vegetales se requiere tener el material necesario como buscar las plantas de la cual se extraerá el colorante, mordentar (separar las fibras) la lana, hervir la planta para extraer colorante y teñir la lana con el líquido colorante.

Jimena Araya

jimenaaraya@unab.cl

Noticias relacionadas

Share This