Seminario FEN UNAB abordó los desafíos de consumo y producción responsable para la nueva Constitución
DESTACADO PORTADA

La actividad se realizó en el marco de un ciclo de seminarios organizado por la Facultad de Economía y Negocios UNAB. Estos buscan abrir la discusión sobre qué aspectos debería incluir la nueva carta fundamental para cumplir los objetivos de desarrollo sostenible del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Escrito por

Los ODS son un conjunto de objetivos globales enmarcados en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, aprobada por la Organización de Naciones Unidas (ONU) como un plan de acción en favor de las personas y la prosperidad para todo el planeta. Estos objetivos cobran gran relevancia en el marco de la Convención Constitucional, en dónde vale preguntarse qué aspectos incluirá la nueva Carta Magna para alinearse a esta estrategia.

En razón de esta premisa, el Diplomado de Sustentabilidad de la Facultad de Economía y Negocios UNAB, en conjunto con Pacto Global, llevó a cabo el seminario “Consumo y Producción Responsable, Constitución y ODS N°12”.

Pacto Global es una iniciativa de la ONU alojada en la UNAB, que tiene entre sus propósitos movilizar la contribución del sector empresarial al cumplimiento de la Agenda 2030, a través de sus redes locales en el mundo.

La instancia comenzó con el saludo del decano de la FEN, Miguel Vargas, quien destacó la importancia de la discusión y los desafíos que se presentan en materia de sostenibilidad, señalando que “esto no se acaba con el medioambiente, sino que es mucho más amplio, tiene que ver con consumo y producción responsable, fin de la pobreza, inclusión, entre otros desafíos”.

El seminario contó con la participación de Pablo Badenier, exministro del Medio Ambiente, magíster en Gestión y Políticas Públicas de la Universidad de Chile, fundador de País Circular y director de Asuntos Ambientales SpA; Carola Moya, directora ejecutiva del Laboratorio de tendencias en sustentabilidad STGO SLOW, directora y cofundadora de la Asociación de Consumo Sustentable de Chile; y Ezio costa, abogado, master en Regulación de la London School of Economics, doctor en Derecho de la Universidad de Chile, y director ejecutivo de la ONG FIMA.

Sustentabilidad y tendencias del mercado local

Carola Moya, directora de STGO SLOW, presentó un reporte de sustentabilidad con respecto a las tendencias del mercado local, en el que ha trabajado en colaboración con Pacto Global, el cual está alineado a los ODS 12.

Dicho estudio se realizó sobre la base de las orientaciones para el suministro de información relativa a la sostenibilidad de los productos, ya que la vinculación que tiene la ciudadanía con las empresas es a través del consumo. Según Moya, esto se da “a través de qué información entrego de las prácticas que estoy desarrollando a nivel de empresa con respecto a la sustentabilidad y cómo logro transmitirlas a la ciudadanía para que promovamos hábitos de consumo responsable” agregó.

La directora del laboratorio de tendencias expuso distintas prácticas que las empresas deberían llevar a cabo para comprometerse con la sustentabilidad y los objetivos de desarrollo sostenible propuesto por las Naciones Unidas, “se trata de desvincular el crecimiento económico de la degradación medioambiental, aumentar la eficiencia de recursos y promover estilos de vida sostenibles” señaló Moya.

Asimismo, sostuvo que toda práctica sostenible que se desea comunicar ha de seguir cinco principios fundamentales que son la fiabilidad, transparencia, pertinencia, accesibilidad y claridad.

Políticas Públicas y ODS 12

Desde su experiencia en el servicio público, Pablo Badenier, expuso sobre distintas experiencias del caso chileno que han ido en pos de los objetivos de desarrollo sostenible. Sin embargo, el exministro considera que, a pesar de que Chile adscribió a esta estrategia, se ha ido diluyendo con los años también producto de la pandemia, “ese entusiasmo del año 2015 ha ido bajando y no hay una rendición de cuentas sobre cuáles son las metas que se están trazando para cumplir los objetivos” sentenció el biólogo marino.

En primer lugar, Badenier presentó el Programa Nacional de Consumo y Producción Sustentable, documento que aborda desde distintas aristas; como construcción, turismo, agroalimentación e información al consumidor, los objetivos de sustentabilidad propuestos por el PNUMA.

En la misma línea, el exministro de Medioambiente destacó la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP), la cual establece metas asociadas a la gestión de residuos generadas por los consumidores en el post consumo, así como su recuperación y valorización. “Esta ley va moviendo la aguja para algunos sectores, algunos productos y también los consumidores desde el punto de vista de preferir o relevar ciertos bienes o servicios que ellos adquieren”, añadió Badenier.

La tercera experiencia que expuso el exsecretario de Estado fue la modificación al marco normativo de las compras públicas, donde se incorporan elementos vinculados a los ODS 12 y crea una plataforma para poder vender, reutilizar o valorizar la totalidad de los bienes que han comprado organismos de la administración del Estado.

Sustentabilidad y Constitución

La última intervención estuvo a cargo del abogado Ezio Costa, quien se posicionó desde una vereda más crítica con respecto a los objetivos de desarrollo sostenibles propuestos por la ONU. “A mí me parece que el OSD 12 es un paso muy a la medida de lo posible en un momento actual y que no terminan de configurar una modificación de nuestras circunstancias que efectivamente nos puedan poner en posición de mejorar nuestra relación con la naturaleza” cuestionó el director ejecutivo de la ONG FIMA.

En cuanto a la nueva Constitución que se está gestando, el doctor en Derecho cree que el punto más importante que puede sentar el cambio en relación a la sustentabilidad es cambiar el término de “bien común” que presenta la actual Carta Fundamental, “este se ha convertido en algo demasiado cercano al crecimiento económico y el aumento de la producción” declaró el abogado “cuestión que en materia ambiental produce un problema, pues es claro que hay ciertos tipos de producción que no son compatibles con la protección del medioambiente, y el medioambiente es un elemento necesario para el bien común”, agregó.

El abogado finalizó su intervención proponiendo que la Constitución abogue por el término “buen vivir” en lugar de “bien común”, “esto es algo que nos podría conducir en un camino novedoso” sentenció.

Noticias relacionadas

Share This