Facultad de Ingeniería

Se trata de una sala acondicionada a -20°C, que asemeja las características encontradas en los glaciares y que permite trabajar el manteniendo sus condiciones físicas sin alteraciones.

Escrito por

El hielo de millones de años enterrado en las profundidades de la Antártida podría contener información crucial sobre el pasado del planeta y ayudar a las predicciones climáticas. Sin embargo, dadas las condiciones extremas de la zona, el análisis de los registros meteorológicos, se torna dificultoso para la comunidad científica.

Conscientes de este problema, investigadores de la carrera de Geología de la U. Andrés Andrés Bello (UNAB), Sede Viña del Mar, inauguraron las dependencias que albergaran al nuevo Laboratorio de Procesamiento de Testigos de Hielo con el que contará esta Casa de Estudios.

“El laboratorio de procesamiento de testigos de hielo es una sala acondicionada a -20°C, que asemeja las características encontradas en los glaciares. De este modo, la cámara permite trabajar en condiciones donde el hielo se puede mantener sin alteraciones de sus propiedades físicas”, explicó el geólogo de la UNAB Dr. Francisco Fernandoy.

Características

Para estar presente en esta inauguración, desde Punta Arenas, asistió el Subdirector del Instituto Antártico Chileno (INACH), Edgardo Vega, quien destacó la importancia de los estudios que se pueden realizar en instalaciones como esta, sobre todo, en relación a la posibilidad de obtener información sobre la evolución de los fenómenos de cambio climático.

“Uno tiene información respecto a una trazabilidad de como los procesos que hoy día están ocurriendo tiene una historia evolutiva que nos permite mejorar los modelos predictivos de cómo será en el futuro, así que es de la mayor importancia para entender los fenómenos asociados al cambio climático”, señaló Edgardo Vega.

 

Noticias relacionadas

Share This