SEDES

El recibimiento contempló una semana de inducción en la cual los alumnos de nuevo ingreso pudieron conocer la Sede Viña del Mar, a sus compañeros y profesores, además de recibir orientación sobre el funcionamiento de universidad, sus laboratorios, áreas de estar, bibliotecas, entre otros.

Escrito por

Antes que de manera oficial se iniciara el año académico 2019 y tras conocerse en enero los resultados de las postulaciones a las universidades adscritas al Sistema Único de Admisión (SUA), los estudiantes seleccionados por la Universidad Andrés Bello (UNAB), promoción 2019, iniciaron la última semana de febrero, su proceso de inducción en cada uno de los campus y sedes que componen la Casa de Estudios.

En esa línea, la Sede Viña del Mar, celebró la incorporación de sus nuevos estudiantes, a través de ceremonias simultáneas de bienvenida, desplegadas en todo el Campus Viña del Mar. A modo de introducción, como primer mensaje se les mostró un vídeo de presentación de la universidad, seguido de unas palabras del Vicerrector de la Sede, Gerald Pugh, quien resaltó el desafío y compromiso de la UNAB con sus estudiantes mediante la entrega de una formación integral y de calidad.

“Hoy están iniciando una aventura que durará varios años y que al terminar su formación universitaria los verá convertidos en los profesionales, científicos, investigadores, académicos, artistas y deportistas que ayudarán al desarrollo de nuestro país. En ese sentido, para nosotros es un gran orgullo y desafío ser parte de su formación profesional, ya que la confianza que depositaron en nosotros fortalece nuestro compromiso con ustedes: entregarles una formación de calidad y una experiencia universitaria que los enriquezca como personas”, indicó el Vicerrector.

Lo anterior sin dejar de recalcar el orgullo que significa pertenecer a una institución consolidada y que por octavo año consecutivo lidera las preferencias del SUA (Sistema Único de Admisión), captó altos puntajes y lideró en primeras preferencias. “Hemos asumido el desafío de la excelencia en el ámbito académico, en la vinculación con la sociedad y en la generación de nuevo conocimiento, manteniendo una clara vocación pluralista e inclusiva y hoy vemos los frutos de esa decisión, reflejada en nuestro prestigio institucional”, agregó.

Generación 2019: altos puntajes y primera en preferencia

La posición de liderazgo que posee la UNAB en el área de la salud, la infraestructura de sus laboratorios y los lugares que ofrece a sus estudiantes para simulación, fueron algunas de las razones por las que Carolina Estrada, quien entró a Medicina con más de 780 puntos en la PSU, eligió la UNAB. “Entré a la UNAB, principalmente, por los laboratorios y los lugares que ocupaban para simulación, ya que están muy bien equipados y dan ganas de aprender trabajando en ellos. Luego de eso supe que era la universidad que tenía que elegir, está bien posicionada y al hablar con profesionales de la salud todos me decían que la UNAB iba en crecimiento y que la eligiera a ojos cerrados”.

“Los mejores puntajes, normalmente, buscan lo mejor para su educación y la universidad es de las mejores de la V Región, tienen todos los implementos necesarios y actualizados para aprender, cosa que la mayoría de las universidades hoy se están quedando atrás, ya que no están renovando sus equipos, entonces tienen implementos antiguos y no dan ganas de aprender con ellos, en cambio acá todo está en perfectas condiciones para el aprendizaje”, puntualizó Carolina Estrada.

Su amor innato por los animales, domésticos o silvestres, en cambio, fue lo que motivó a Pablo Martín, quien obtuvo 726 puntos en la PSU, a entrar a la carrera de Medicina Veterinaria. “Me parece una carrera sumamente interesante y con un amplio campo en el cual uno se puede desenvolver como profesional. Elegí la UNAB debido a que tengo conocidos que han estudiado la carrera en la sede de la región metropolitana, y me han comentado positivamente de ella. Destaco y admiro el vínculo que se suele dar entre profesores y alumnos. Es fácil acercarse a ellos y siempre están dispuestos a ayudar a los estudiantes. Lo cual no se ve en todas partes, y menos en esta magnitud”.

Por su parte, a Marena Rein, quien ingresó a Ingeniería en Biotecnología con más de 740 puntos, la motivaron las becas internas por puntaje y los beneficios que ofreció la UNAB, así como también la posibilidad de estudiar en la región y mantener su núcleo familiar. “A los estudiantes con puntajes altos la UNAB, les ofrece becas internas que cubren gran parte de la carrera sin discriminar por situación económica. En lo personal, me interesa la ingeniería genética y la biología sintética, me parece fascinante el poder manipular el código genético de los seres vivos para crear organismos con características nunca antes vistas”.

Semana de inducción

El recibimiento, se extenderá por toda la semana. Días en los cuales los estudiantes de nuevo ingreso, también recibirán orientación sobre el funcionamiento general de la UNAB, así como de cada carrea en particular. Así como también informarse acerca de los servicios que ofrecen los distintos edificios que conforman la Sede Viña del Mar, como laboratorios, casinos y cafeterías, o áreas de estar.

Durante la semana de bienvenida, los estudiantes también podrán conocer el funcionamiento del Sistema de Bibliotecas UNAB, que ofrece préstamos de libros –física y virtualmente–, notebooks y box de estudio, entre otros, así como el apoyo que brinda a los estudiantes Centro Integral de Acompañamiento y Desarrollo al Estudiante (CIADE) como la atención directa a estudiantes, tutorías académicas, asesoría psicoeducativa y talleres de habilidades y aprendizaje.

Noticias relacionadas

Share This