Centros

La concesión de esta patente, otorgada bajo resolución número N°57.309 y con vigencia de 20 años, consiste en un sistema para la crianza y reproducción de peces bento demersales, el cual favorecerá la producción masiva y eficiente de ovas viables de diferentes especies de peces marinos de importancia comercial.

Escrito por

Gracias al trabajo investigativo del académico y Director del Centro de Investigaciones Marinas de Quintay (CIMARQ), Dr. Juan Manuel Estrada, el pasado 15 de abril, la Universidad Andrés Bello (UNAB), obtuvo una nueva patente de invención. El derecho de protección comercial, fue otorgado por el Instituto Nacional de Propiedad Intelectual (ENAPI) y le permitirá a UNAB, proteger la tecnología llamada “Sistema y método de cultivo para la reproducción de peces bentónicos y demersales en cautiverio”.

La tecnología patentada, consiste en un sistema para la crianza y reproducción de peces bento demersales. Este sistema permite la producción masiva y eficiente de ovas viables de diferentes especies de peces marinos de importancia comercial. Método y sistema, que fueron evaluados para el acondicionamiento de congrio colorado (Genypterus chilensis) y congrio negro (Genypterus maculatus) y que permitió la producción masiva de ovas viables de ambas especies.

La concesión de esta patente, otorgada bajo resolución número N°57.309 y con vigencia de 20 años, abarca el diseño de un estanque que cuenta con sistemas de refugios que permiten que los peces desarrollen sus conductas reproductivas normales. Adicionalmente, también permite la autolimpieza de los sistemas y la mantención de parámetros de calidad de agua óptimos para especies de peces marinos bento demersales.

El Vicerrector de la Sede viña del Mar de la UNAB, Dr. Gerald Pugh, se refirió a este patentamiento como un reconocimiento al arduo trabajo de investigación y perseverancia de los científicos de la Universidad y en esa línea agregó que “la Universidad Andrés Bello, reconoce el trabajo y dedicación de Juan Manuel Estrada, quien ha aportado un nuevo conocimiento tecnológico al mundo y cuya implementación impactará positivamente en la sustentabilidad de la pesca artesanal, tanto en Chile como en todo el planeta”.

Para el investigador responsable de esta patente, Dr. Juan Manuel Estrada el potencial de esta tecnología, es muy importante, porque insta a avanzar en las siguientes etapas de cultivo de peces marinos bentónicos y demersales de importancia comercial, cuyas pesquerías están colapsadas y/o amenazadas.

Respecto de este último punto, el Dr. Estrada agregó que “Mediante esta tecnología es posible producir cantidades masivas de ovas y larvas viables; que luego pueden ser utilizadas en la producción de alevines y juveniles para fines de acuicultura extensiva y/o repoblamiento”.

 

Noticias relacionadas

Share This