Estudiantes de la Fen Viña del Mar son campeonas nacionales
Facultad de Economía y Negocios

Se trata de Andrea Lastra (22), campeona en la categoría “Debutante” y Cristine Fox (24), en categoría Amateur.

Escrito por

Por Andrés Vivanco

La equitación es un deporte que combina la pasión por la competición y la pasión hacia los animales, esta también es el arte y la práctica de montar a caballo. La equitación es un deporte complicado puesto a que esta es una especialidad dentro de los deportes ecuestres, y en ella se evalúa tanto al jinete como al caballo.

Por esto Andrea, Iquiqueña de 22 años, quien tuvo que salir de sus tierras para poder ser una profesional del área comercial y Cristine, quien con sus 24 años ya está en su proceso de titulación, cuentan su pasión por este deporte y los logros que han conseguido gracias a su esfuerzo.

– ¿Cómo surgió la idea de practicar este deporte?

A: La oportunidad de hacer este deporte surgió por mi papá, ya que él y mi hermano hacían rodeo, desde chica que ando en caballo y a medida que fui creciendo, me tincó correr en rodeo, pero las mujeres en esos años no estaban permitidas debido al machismo que había, así que un amigo de mi papá nos invitó al Club Militar que hay en Iquique para ver si nos gustaba con mi hermana y ver que surgía de eso. Obviamente nos gustó, nos inscribimos y empezamos nivelación, poco a poco fuimos avanzando, en un principio me dediqué a hacer adiestramiento, porque tenia un poco de respeto para saltar después de un par de caídas y lesiones que tuve, le tomé bastante respeto y cuando me vine a vivir a Viña me di cuanta que en el adiestramiento no iba a poder seguir surgiendo ni avanzando, así que decidí retomar el salto.

C: Comencé a practicar este deporte cuando tenía 10 años, ya que vivía muy cerca de un centro ecuestre, siempre me gustaron mucho los caballos por lo tanto mis papás me inscribieron en clases de equitación. Hoy en día viajo todos los días a realizar este deporte a un centro ecuestre que está ubicado en Limache. La gran mayoría de las competencias y las de más alto nivel se encuentran en Santiago, la cual viajó generalmente fin de semana por medio a competir.

– ¿Han sido campeonas de su categoría alguna vez?

A: El año 2017 fue cuando me adapté más a la altura de la “Categoría Debutante”, que es como 1 o 1.10 metros y en el año 2018, era 100% mi categoría, me gustaba, salí campeona nacional y regional, me fue super bien en el año y este 2019 decidí subir a ”Categoría Amateur” que es de 1.10 a 1.20 metros, en donde todo es mas competitivo, a veces los nervios me juegan en contra, pero estoy tratando de adaptarme a la altura y pasarla bien.

C: El triunfo más importante que he tenido es salir campeón nacional en la Categoría Amateur el año pasado. Hoy en día estoy participando en un circuito que comenzó en marzo y la final es en noviembre, en donde somos alrededor de 70 participantes la cual el ganador de este tendrá de premio un auto, hasta ahora me encuentro liderando este circuito, quedan solo 3 fechas así que espero que me vaya bien. Para poder obtener estos resultados entreno todos los días y mantengo a mi yegua Babilonia en las mejores condiciones.

– ¿Esto lo hacen ustedes dos juntas como amigas o por pura casualidad surgió?

A: El hecho de practicar el mismo deporte con Cristine y que estemos estudiando la misma categoría surgió de mera casualidad. Cuando me vine a Viña, yo montaba en el lugar que era de su familia, ahí yo tenía mi caballo y entrenaba con ellos. Ahora nos cambiamos de club, ella se cambió antes que yo, pero por cosas de la vida quedamos en el mismo club de nuevo.

C: A Andrea la conocí por medio de este deporte y hoy en día montamos en el mismo club y coincide que estudiamos la misma carrera en la misma universidad.

– ¿Reciben ayuda o apoyo por parte de sus profesores?

A: Por parte de la universidad no he tenido gran apoyo, pero por parte de mis profesores de la facultad de Economía y Negocios he tenido apoyo y me han dado gran flexibilidad cuando debo asistir a un campeonato para poder faltar y hacer lo de clases en otra oportunidad. Al momento de rendir exámenes he tenido la oportunidad de recuperar la prueba en otra oportunidad como en el vespertino.

C: Por parte de la universidad, hay algunos profesores que cuando tengo competencia los viernes son más flexibles y me ayudan con las evaluaciones. Pero generalmente siempre trato de organizarme de la mejor manera para compatibilizar los estudios con los caballos, es sacrificado, pero es un ritmo que llevo hace harto tiempo y me ha servido para ser más disciplinada en mi vida.

Por Marcio Vivanco

Noticias relacionadas

Share This