UNAB impartirá nuevo diplomado en Estrategias para una Economía Circular en Concepción | Noticias Universidad Andrés Bello
Concepción

Comprometidos con el medio ambiente, el nuevo diplomado entregará herramientas, conocimientos y habilidades a los profesionales penquistas para que estos formen parte activa del cambio hacia una economía circular en la región.

Escrito por

La Facultad de Ciencias de la Vida de la Universidad Andrés Bello a través de una iniciativa del Comité de Desarrollo Productivo del Biobío, con el apoyo del Gobierno Regional del Biobío y CORFO impartirá un nuevo diplomado en Estrategias para una Economía Circular. Este nuevo programa busca entregar herramientas, conocimientos y habilidades a profesionales de la región del Biobío para formar capital humano altamente calificado y habilitado para liderar procesos de cambio hacia una economía circular en la región.

El diplomado nace desde la idea de promover el fomento productivo y mejorar las capacidades y oportunidades de emprendedores y empresas de menor tamaño de la región del Biobío, contribuyendo a la creación de fuentes sustentables de empleo. “En este sentido, la región declara su interés en el cuidado del medio ambiente y manejo sustentable de los recursos. En su Estrategia Regional de Desarrollo (2015-2030) establece como visión ser reconocida por su sustentabilidad, fundamentando su desarrollo, dinamismo y oportunidades en sus habitantes, y riqueza de sus recursos naturales”, explica el director de Postgrado y Formación Continua de la UNAB y Director del Diplomado, Dr. Edmundo Muñoz Alvear.

El Doctor explica que, “aquí el modelo de Economía Circular tiene un rol fundamental, especialmente en una región donde la actividad económica que aporta mayormente al PIB regional es la Industria Manufacturera”. Además, agrega que las estrategias de economía circular pueden ser aplicadas en cualquier tipo de empresa, sin importar el tamaño de ésta, “muchas de las estrategias son de carácter preventivo, y son estas medidas las que tienen mayor potencial en empresas de menor tamaño (EMT) y PyMes”.

Ante esto, Muñoz explica que la necesidad de implementar y de tener conocimiento del modelo de economía circular se debe a que es un paradigma que aporta una visión más amplia en comparación a la actual forma de aplicar estrategias de gestión ambiental. Este enfoque utiliza las mismas estrategias y herramientas de gestión ambiental conocidas a la fecha, pero su enfoque de análisis y aplicación abarca todo el ciclo de vida de un producto.

“Es decir, desde la extracción de las materias primas hasta que el producto ha terminado su vida útil. En este sentido, permite que las empresas comiencen a planificar estratégicamente sus requerimientos de materias primas e insumos, la eficiencia de sus procesos productivos, la durabilidad de sus productos y la reciclabilidad o reuso de éstos o sus partes, una vez finalizada su vida útil. Este enfoque, permite a las empresas tener un abanico más amplio para alcanzar objetivos de sustentabilidad”, comenta el Dr. Edmundo.

Una de las características importantes del programa es el sentido ecológico que tiene. Muñoz argumenta que la economía circular busca justamente minimizar la extracción de recursos naturales y la generación de residuos, a través de diseñar productos que puedan continuar utilizándose una y otra vez para crear más valor, sin restringir el crecimiento económico o el progreso social y técnico.

La disminución de la extracción de recursos trae consigo la disminución en la pérdida de biodiversidad, agotamiento de recursos bióticos y abióticos, entre otros beneficios ambientales, mientras que la disminución de residuos (líquidos, sólidos y gaseosos), evita la contaminación, del aire, agua y suelo, y los impactos sobre el cambio climático, el agotamiento de la capa de ozono, la acidificación entre otros muchos impactos ambientales asociados a los residuos industriales”, explica el director del Diplomado.

Pero, ¿Cómo medir los efectos ambientales de la economía circular? Edmundo comenta que, “existen metodologías estandarizadas que permiten evaluar los aspectos e impactos ambientales a lo largo de todo el ciclo de vida del producto, como el Análisis del Ciclo de Vida (ACV). Esta metodología estandarizada bajo las Normas ISO14040 e ISO 14044, permite determinar en cualquier etapa de la cadena del valor de un producto los impactos hacia el cambio climático, acidificación, daño a la capa de ozono, toxicidad entre algunas de los múltiples impactos que pueden ser determinados”.

El diplomado contará con 35 cupos con 100% de beca de matrícula y arancel. Además, los 3 mejores alumnos serán becados para realizar una pasantía de 1 semana en el Instituto de Ciencias y Tecnologías Ambientales (ICTA) de la Universidad Autónoma de Barcelona. La beca incluirá pasajes aéreos, alojamiento y alimentación. Las postulación y selección de los estudiantes comenzará en enero del 2020 y las clases comenzarán la segunda semana de marzo.

Más información en: https://www.postgradounab.cl/diplomado-en-estrategias-para-una-economia-circular/

Noticias relacionadas

Share This