Concepción

Iniciativa busca potenciar la docencia en la enseñanza media entregando nuevos conocimientos a profesionales en área de la pedagogía. El Dr. Eliseo Lara Ordenes, director del programa explica las ventajas y el porqué de este proyecto.

Escrito por

En los últimos años ha habido una serie de cambios en la educación que fueron modificando progresivamente la elección de los estudiantes al momento de ingresar a la universidad. Ellos preferían una carrera como ingeniería o medicina por sobre la pedagogía que les llamaba más la atención. Fue así como se produjo una falta de profesores en las aulas de clases y muchos profesionales comenzaron a mutar desde el ejercicio laboral al ejercicio pedagógico.

Ante esto, UNAB Concepción y su Programa de Pedagogía en Enseñanza Media para Licenciados, que cumple 10 años, dan la oportunidad a aquellos titulados con licenciatura que desean ser profesores y ejercer su verdadera vocación.

Eliseo Lara, director del programa comenta que, “es un programa de prosecución de estudios donde tú tienes una licenciatura previamente obtenida y continúas sacando la pedagogía profesional en la disciplina que te formaste”. En un principio, añade, el programa estaba pensado para la gente que sacó licenciatura en historia o filosofía y luego quería ser profesor, pero con el tiempo la deficiencia de profesores en la enseñanza media, sobre todo en la ciencia, integró a profesionales de la ingeniería o la salud.

“Actualmente tenemos 66 alumnos y al menos 330 egresados. Para 2021 esperamos aplicar la innovación que provoca que nuestro programa pase de 2 semestres (año a 1 año) a 3, es decir aumente medio más, ya que cada vez se necesita más preparación”, comenta Lara.

El programa viene a complementar la formación que trae el licenciado para entregar las herramientas pedagógicas. Los cursos están destinados a la inserción con didácticas, conocimiento del aprendizaje en adolescentes, temas de inclusión y prácticas profesionales.

Lara menciona que, a diferencia de otros programas, ellos se forman por especialidad, “aquí los estudiantes que vienen de historia y se forma en pedagogía de historia, trabajan con profesionales de su disciplina, teniendo un amplio abanico de especialidad con el que se cubren casi todas las disciplinas del sistema escolar, tales como matemáticas, química, educación tecnológica o artes visuales”.

Para el director todo nace desde la demanda del sistema escolar y los propios profesionales. Afirma que, por ejemplo, los egresados de diseño gráfico vienen al programa a sacar la pedagogía en educación tecnológica y resulta que ellos tienen mucho que aportar en las aulas, llenando una carencia de profesores especialistas en el área, por lo que terminan siendo uno de los profesores de mayor demanda, “en la prueba de evaluación nacional diagnóstica que es en el fondo donde todos los estudiantes, que están ad portas de titularse en pedagogía, solamente la rindieron seis estudiantes en Ed. Tecnológica a nivel nacional versus los dos mil 500 de educación diferencial”.

Eso significa un déficit enorme de profesores de tecnología, y lo mismo con los profesores de química donde los números llegan a 120 o biología con 230 profesores a nivel nacional. Entre los factores que destaca el director para que se propicie esta situación es la subvaloración que hay del rol del profesor en el aula.

“Es muy triste, porque cuando un profesor de matemáticas tiene al mejor alumno de matemáticas no lo incentiva para que sea profesor de esa materia, lo incentiva para que sea ingeniero. La profesora de biología cuando tiene a la mejor alumna, la incentiva para que sea médica. No hay valoración profesional que diga: yo quiero que el mejor alumno de mi curso sea profesor igual yo”, afirma el Dr. Lara Ordenes.

Los periodos de postulación ya comenzaron y los requisitos de ingreso son entregar certificados de notas, documentación de título, antecedentes personales y una entrevista con el director del programa donde se le realizan preguntas relacionadas al desarrollo académico, disciplinar y sobre la educación en general.  

“Nuestro periodo de matrículas se extiende hasta marzo, si es escogido durante este año y se matricula durante el 2019, tienen el beneficio de que se mantiene el arancel del 2019. No tienen que pagar el incremento que se produzca para el 2020 y eso lo otorga la UNAB”, concluye el director.

Noticias relacionadas

Share This