Concepción

Ver casos de pacientes, hacerle seguimiento, ver el cambio que puede producir el trabajo del odontólogo en la vida de una persona marcó la vida de esta alumna, que ha centrado su paso por la Universidad en la investigación.

Escrito por

Es todavía estudiante, pero Gloria Cifuentes ya suma 17 trabajos, entre revisiones bibliográficas y casos clínicos, aceptados y presentados en distintos congresos y jornadas científicas en Chile y el extranjero. La alumna de quinto año de odontología de la sede Concepción Talcahuano de la Universidad Andrés Bello  está enfocada en la investigación, especialmente de dos áreas: cirugía estomatológica y microbiología general y molecular de la microbiota oral.

Fue uno de sus profesores quien la llevó a interesarse en la investigación, luego de acceder a distintos casos clínicos al interior del Hospital Naval de Talcahuano en 2017. “Ese año comenzó mi amor por la investigación”.  Fue un fundamental para luego decidirse a participar por primera vez en un congreso, el de Odontología, organizado por la Unab Viña del Mar, y posteriormente, en noviembre, del congreso realizado en la ciudad de Buenos Aires. “Desde tercer año, se me abrió la posibilidad de ir al Hospital Naval a pabellón para hacer registro de los casos clínicos a presentar en los distintos congresos, en ese tiempo mi compañero en todo esto era Yuliano Troncoso”, recuerda.

Uno de los casos que más me ha gustado desarrollar fue el de una paciente del Dr. Nelson Dinamarca que sufrió un traumatismo cráneo facial complejo con riesgo vital, desarrollamos todo el seguimiento, incluso estando pendientes del manejo médico cuando sufrió un mega colon tóxico. Este caso lo presentamos en Buenos Aires y luego cuando tuvimos la evolución después de un año lo presentamos en la Universidad de Concepción… Este caso me marcó porque me di cuenta el impacto positivo que pueden generar los cirujanos maxilofaciales en un equipo multidisciplinario, salvar vidas y mejorar la calidad de vida de personas que podían perderlo todo”, reflexiona la estudiante.

El 2018 junto a su compañera Jeniffer Cabeza comenzó la nueva aventura de conformar la sociedad científica de estudiantes de odontología, asumí como presidenta, “pero sin el trabajo de todos los que iniciaron junto a nosotras el proyecto no hubiésemos podido… Ingresamos como hecho histórico el 2 de junio a ANACEO que es la asociación nacional científica de estudiantes de odontología”, comenta.

“Me gustaría especializarme en Cirugía maxilofacial y dedicarme a la investigación también”, señala. “Siento que esto me mantiene actualizada, en formación continua, esto me ayuda a poder llegar a la especialidad que quiero y sobre todo poder posteriormente generar un desarrollo clínico basado en evidencia científica”, concluye.

 

 

Noticias relacionadas

Share This