Concepción

Así lo analizaron los expertos presentes en el Seminario de Mantenimiento y Confiabilidad Operacional realizado por la Unab, en que, entre otros temas, abordó la relevancia de la gestión de activos en la productividad.

Escrito por

La industria nacional ha ido perdiendo productividad y, entre otros factores, la mala gestión de los activos ha sido clave para ello. Así lo manifestó el empresario italo chileno Adolfo Arata, en su presentación “Asset Performance Management. Oportunidad de negocio (Caso Mineria). El doctor en ingeniería, académico y autor del “Manual de gestión de activos y mantenimiento” (Ril editores) fue parte de los invitados este miércoles 27 de marzo al Seminario de Mantenimiento y Confiabilidad Operacional, organizado por la Facultad de Ingeniería de la Universidad Andrés Bello sede Concepción.

“Chile se caracteriza por tener empresas constituidas a partir de equipos, muchas de ellas dedicada a la exportación, a la producción de commodities, y en ese tipo de industria no hay duda que la gestión de activos se está transformando en un factor relevante para mejorar la productividad, pero es un tema en el que tenemos muchas deudas”.

Precisamente analizar las debilidades, desafíos y oportunidades del sector productivo estaba orientado el encuentro Unab realizado en un Auditorio Poeta Gonzalo Rojas absolutamente repleto. En el encuentro participaron también Alfonso Schiavino, Director de Relaciones Institucionales y Corporativas de Fracttal, Jorge Astudillo, Jefe de Gestión de Activos Colbún S.A Simón Hernández, Jefe Área Gestión de Activos Colbún S.A. Central Termoeléctrica Santa María.

Sobre la contingencia nacional, que ha exhibido el cierre de empresas, como el caso de Guante, en uno de los ejemplos más recientes, Arata subrayó que buena parte de las industrias “han sabido adaptarse, pero otras han manifestado problemas, porque ha sido muy difícil para la industria chilena entender la importancia de la innovación, la capacidad de hacer las cosas de maneras distintas de manera de asegurar su competitividad”. En este sentido, destacó que la investigación es un factor de gran relevancia, “en que existe una inversión muy baja a nivel país… Todos los países que han logrado pasar arriba en desarrollo son aquellos que han logrado invertir fuertemente en investigación y educación.

Detectó además como principales errores no aprovechar todas las herramientas que ofrecen las tecnologías de la información. “Las decisiones muchas veces no están tomadas sobre la base de dato duro, lo que hace que las decisiones muchas veces estén atrasadas, a estimaciones equivocadas y el día de hoy la industria debe ser rigurosa. No se le ha dado la importancia que tienen las tecnologías de la información y las comunicaciones para poder recabar información válida y para transformarla en indicadores que permitan identificar las debilidades para buscar soluciones y mejorar la productividad”.

Astudillo, en tanto, manifestó, en esta misma línea, que existe una serie de estudios que pueden facilitar el trabajo de la industria, como es el caso del IPER, sobre percepción económica del empresariado, pero que es importante que el sector productivo tome estos conocimientos y los incorpore en su planificación. “Es importante darse cuenta qué pasa en el ámbito de la logística y la movilidad en la Región, en lo energético, como puedo transportar los repuestos o los insumos, esa hoy es una problemática en la que tenemos que interiorizarnos”.

 

Galería de Imágenes

 

 

Noticias relacionadas

Share This