Concepción
Escrito por
Tomás Mosciatti, Director de Radio Bío Bío; Jacqueline van Rysselberghe, intendenta regional, y Ramiro Trucco, Vicerrector Concepción.

El terremoto que azotó la zona centro sur del país, no sólo cobró vidas, derribó edificaciones y dejó miles de damnificados. El blackout de las comunicaciones dejó en evidencia que no estábamos preparados para una emergencia. Tema que fue abordado en un encuentro en el Campus Concepción de la U. Andrés Bello.

Tras el terremoto quedamos sin telefonía móvil ni fija, sin electricidad y un sinfín de otros servicios. Fue casi como volver a las señales de humo. Para abordar el tema y conmemorar el Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información, la Seremi de Transportes y Telecomunicaciones, y  el Programa de Difusión Tecnológica, organizaron el foro – panel  “Telecomunicaciones: desafíos en escenarios de catástrofes”.

La actividad se desarrolló en el auditorio Gonzalo Rojas, de la Universidad Andrés Bello y contó con la presencia de autoridades del gobierno, Fuerzas Armadas y parlamentarios, entre otros.

Santiago Cassinelli, seremi de Transporte y telecomunicaciones, comentó que el colapso y congestión de las redes es un grave problema que debe solucionarse a la brevedad y para ello, dijo, se está trabajando para respaldar y mejorar la capacidad de las redes de aquí al 2012. La idea es incorporar un sistema  de alerta temprana, similar al de Estados Unidos y Japón, que emplean tecnología CBS (Cell Broadcast Service) para alertar a la población. De esta forma se puede lograr que lleguen mensajes de texto automáticos a una región específica, una ciudad, pueblo o a todo el país, usando un sistema georeferenciado que no colapsa ante la emergencia. 

La autoridad recordó que el 70% de los teléfonos que hay en el mercado ya disponen de esta aplicación.

Víctor Espinoza, gerente general Alcatel – Lucent, explicó que en Chile la tecnología ha ido en fuerte avance. No obstante, si queremos una red preparada para enfrentar este tipo de catástrofe no es rentable, lo que dificulta el acceso.

Actuar a tiempo

En el panel, moderado por la directora de Ingeniería Civil Industrial de la UNAB en Concepción, Karin Cárdenas, la intendenta del Biobío, Jacqueline van Rysselberghe, expresó que no sólo fallaron las telecomunicaciones tras el terremoto, pues no se tomaron las medidas a tiempo. “Tuvimos que socorrer al 100% de la población  porque no había alimentos. Ninguna institución está preparada para esto”, afirmó.  Por otro lado precisó que ante un desastre natural lo importante es preservar el orden público.

En tanto, el director de Radio Bío Bío, Tomás Mosciatti, hizo un llamado a estar preparados y aseguró que técnicamente la radio cuenta con dos antenas, dos transmisores, y para cada dispositivo tiene uno de emergencia. “Todo está duplicado en caso de catástrofe. Sólo faltó combustible, pero tuvimos la capacidad de salir al aire a menos de una hora del evento y tener a todo el equipo en terreno y equipado, a las 5 am”, contó.

Marcos Deluchi, gerente de Cidere Bío Bío, manifestó que las empresas tenían y tienen mucho que aportar en este escenario, pues concentran el 60% del PGB regional. El terremoto, comentó, nos debe hacer potenciar el teletrabajo. El Estado, para ello, debe legislar para facilitar esta opción y poder hacerla masiva.

Premios UNAB

Como premio a la labor periodística desarrollada por Radio Bío Bío y al aporte de la intendenta, el Vicerrector del campus Concepción, Ramiro Trucco, entregó un reconocimiento a Tomás Mosciatti y a Jacqueline van Rysselberghe.

Noticias relacionadas

Share This