Concepción

El experto fue el protagonista de la clase magistral “Auto organización de emergencias educativas comunitarias” realizada en la Universidad Andrés Bello.

Escrito por

“En mi experiencia como investigador he visto que el sistema educacional se come a un profesor joven en tres meses, lo vuelve viejo, regodeón, refunfuñador”, así de categórico es Carlos Calvo, experto en educación.  De paso como conferencista en la Universidad Andrés Bello, el académico de Educación y Antropología, además de profesor postdoctoral de la Universidad de Stanford y de Lovaina, en Bélgica, abordó la auto organización de emergencias educativas comunitarias.

“El proceso educativo, al ser uno de descubrimientos, es emergente. Lamentablemente en la escuela se ha constreñido a procesos repetitivos, entonces no hay emergencia, porque el estudiante lee un proceso lineal, muy ordenado, muy coherente en sí mismo, pero que se traduce en desmotivación estudiantil y también aburrimiento de parte del profesorado, porque está repitiendo y no recreando”, aseguró.

Su diagnóstico sobre la situación país en materia educativa es también duro. “Cómo es posible que tengamos a chicos y chicas leyendo todos los días por 12 años en la escuela y no tengan comprensión lectora, es incompresible. Es decir, lo estamos haciendo mal”.

¿Podemos mejorar?

“Indiscutiblemente, pero ¿cómo? Creo que liberando al profesorado de tanta exigencia formal que tiene que cumplir. Un profesor perteneciente a la red de maestros en La Serena, sugería disminuir el programa de matemáticas hasta en un 60% para tener tiempo y poder enseñar con calma y bien el 40%. ¿Qué sería lo que constituiría ese 40%? Tienen que definirlo los especialistas”.

¿Cómo ve las medidas en torno de los cambios en historia y educación física?

“La historia hay que estudiarla, un pueblo sin memoria es un pueblo perdido, por lo tanto, si cambiarla por la formación histórica escamotea la formación histórica, estamos mal. Si el proceso de formación ciudadana incluye la comprensión de los procesos históricos, no tendría ningún problema. Ahora, que saquen la educación física en un pueblo que no es uno sano, no quiero decir deportista, porque no todos tenemos que serlo, como no todos tenemos que ser artistas, etc., pero no somos dinámicos, activos. Veo enormemente delicado que la saquen”.

¿Es útil integrar métodos como Montessori u otros de enseñanza libre?

“Uno de los problemas que tiene a escuela es la uniformidad, mientras más diversidad de enseñanza tengamos sin ninguna duda va a ser mejor, lo importante es que quien lo practica lo haga bien y para eso el profesorado tiene que tener tiempo para poder trabajar. Hoy día en ningún lugar tiene tiempos para trabajar con calma. Se llevan trabajo a las casas, están hasta tarde haciendo un trabajo que termina siendo tedioso, aburridos. De eso hay que liberarlo”.

Hoy el profesorado vive un nuevo paro…

“Ser profesor es un trabajo tremendamente demandante, no somos robots frente a 40, 30, 20 o 5 estudiantes. Tenemos que tener tiempo para deslumbrar al alumno con algún misterio, dejarlo intrigado y dispuesto a iniciar el descubrimiento y eso no lo podemos lograr con programas tan sobrecargados de contenidos. Más hoy que el acceso a los datos lo tenemos a través de internet, lo que tenemos que enseñar nosotros es qué hacemos con esos datos. El director de Google dijo hace poquito que el algoritmo era tan bueno que hasta con preguntas mal hechas se encontraban las respuestas, entonces para qué enseñar una respuesta que la tenemos en el bolsillo, en el celular. Nuestro desafío es otro”.

 

 

Noticias relacionadas

Share This