DESTACADO PORTADA

La actividad contó con la presencia de Ricardo Guerra, presidente de ASIVA, quien compartió la visión del sector industrial y las oportunidades que la biotecnología ofrece para la región de Valparaíso, Gabriel León, autor del superventas “La Ciencia Pop” y el CEO de Platech y académico UNAB, Patricio Avila.

Escrito por

Uno de los aspectos interesantes para mejorar los procesos de competitividad regionales es la aplicación científica y tecnológica, ya que ambas son las que ofrecen mayores posibilidades de crecimiento económico, disminuir la brecha con los países desarrollados y convertirse en una poderosa herramienta para estimular el desarrollo. Punto de vista a partir del cual, la biotecnología, se convierte en una herramienta vital para el desarrollo de regiones como la de Valparaíso.

En ese contexto, el pasado viernes 14 de junio, la carrera de Ingeniería en Biotecnología de la U. Andrés Bello, Sede Viña del Mar, celebró el Día de la Biotecnología. Jornada de difusión enfocada al análisis del nivel de desarrollo de las distintas áreas de la Biotecnología y donde destacados expositores compartieron experiencias asociadas al desarrollo de esta disciplina en la región y su rol social.

Al dar inicio a la actividad, María Isabel Oliver, Directora de Ingeniería en Biotecnología, Sede Viña del Mar, señaló que “desde el punto de vista geoestratégico, la Biotecnología, posee un carácter polivalente, debido a que sirve a los intereses de los países más avanzados, pero también puede convertirse en un instrumento estratégico para la conservación de nichos específicos para países con un nivel intermedio. Además de esto, también servir como plataforma de despegue para países en vía de desarrollo”, apuntó.

La importancia de la Biotecnología en la región

La actividad contó con la presencia de importantes invitados, entre ellos Ricardo Guerra, presidente de Asociación de la Asociación de Empresas de la V región, quien compartió la visión del sector industrial y las oportunidades que la biotecnología ofrece para la región de Valparaíso. Al respecto Guerra enfatizó en la necesidad local de contar con científicos capaces de hacerse cargo de las necesidades que se vislumbran a nivel social y económico.

“Nuestra región tiene características especiales debido a lo amplia que es, así es como tiene distintos recursos económicos como turismo, pesca, agricultura y minería. Si uno visualiza la economía y las sociedades del futuro cercano, puede ver cuán relevantes serán las tecnologías de la formación y la biotecnología, pues necesitamos incorporar nuevas formas de alimentarse, nuevos remedios, lo cual hace necesario tener científicos que se hagan cargo de esto es completamente necesario, ya que ellos estarán a cargo de cambiar el mundo que se avecina”, comentó Guerra.

En la charla también expuso Patricio Ávila, Cofundador y Gerente General de Platech y academico UNAB, quien compartió  la experiencia de su empresa Platech, empresa dedicada a la generación de soluciones biotecnológicas integrales en el área de biología celular y cuyo foco se centra en incrementar la eficiencia y precisión de las ciencias biológicas en Chile con especial enfoque en la biomedicina y el desarrollo de productos disruptivos que fortalezcan las técnicas actuales de la investigación biológica.

Respecto del desarrollo de la disciplina, Avila señaló que “la biotecnología es aplicada en la industria con recursos privados, abordando las técnicas científicas y explicando realidades técnicas que hay que superar”. 

Ciencia Pop

Además de los dos expositores antes mencionados, la actividad contó con la parecencia del Dr. Gabriel León, asesor y consultor científico independiente y autor del superventas de divulgación científica “La ciencia pop”.

En la jornada, el Dr. León, compartió su visión sobre el rol social de la ciencia, quien tras finalizar la actividad indicó que “me dejó muy feliz ver lo mucho que valoran la comunicación de la ciencia y que perciben lo relevante que resulta, mucho más allá de la verticalidad tradicional que ha tenido esa área, que es vista generalmente como una herramienta de alfabetización científica, sin considerar muchas veces su potencial en la toma de decisiones y la promoción del pensamiento crítico”, indicó .

Por Marcio Vivanco

Noticias relacionadas

Share This