SEDES

Además de una colección de obras de alto nivel y accesos inclusivos, la biblioteca cuenta con espacios para estudio individual y para realizar trabajos en grupo, ofreciendo un lugar para alejarse del ajetreo que se vive a diario en el resto de la universidad, muy útil cuando se necesita aclarar las ideas.

Escrito por

No existe un área dentro de la Sede Viña del Mar de la Universidad Andrés Bello, que tenga mayor nivel de interacción y visitas de los estudiantes como la biblioteca, y aunque para ellos todo parece estar al alcance de “un clic”, el papel que ésta desempeña en el apoyo a la enseñanza y el aprendizaje, nunca ha sido más importante y complejo como hoy.  En esa línea, es que en la UNAB, están poniendo un énfasis, cada vez mayor, en el ambiente de aprendizaje y la experiencia de los estudiantes y académicos dentro de estos recintos.

Ana Maria Cid, directora académica de Pre y Postgrado de la Sede Viña del Mar, explica que “el modelo educativo de la UNAB, propicia proveer una formación integral, potenciando diversos saberes y habilidades, centrada en sus estudiantes que permitan desarrollar en ellos una formación que dé cuenta de su preparación, el desarrollo del pensamiento crítico, el razonamiento científico y el manejo de recursos de la información son pilares fundamentales, para utilizar en profundidad los recursos que ofrece la biblioteca de la UNAB, convirtiéndola de esta manera en un aliado estratégico para la comunidad académica”.

“Sabemos que los usuarios irán rápidamente a otra parte si pueden obtener información rápida y fácil de encontrar. Es por esto que, como todas las demás áreas de la universidad, la cultura de las bibliotecas en la UNAB está genuinamente centrada en las necesidades de nuestros estudiantes y la única manera de conseguirlo es entender más acerca de ellos y sus hábitos, mediante una fuerte combinación de métodos tradicionales e innovadores”, comenta Claudia Catalán, Directora General del Sistema de Bibliotecas de la UNAB.

En esa línea, en la Sede Viña del Mar de la UNAB, la biblioteca, ha demostrado su valor agregado. “Queremos que nuestras bibliotecas no sean solamente un lugar donde nuestros estudiantes o quienes nos visiten puedan leer, sino que también sea un espacio para que se reúnan, aclaren sus pensamientos, se alejen de los ajetreados días de clases y encuentren en ella un ambiente motivador para estudiar, aprender e investigar”, agrega Norma Toro, Jefe de la Biblioteca de la Sede Viña del Mar.

Infraestructura

Algunos ejemplos de buenas prácticas en la biblioteca de UNAB, Sede Viña del Mar, incluyen la infraestructura. El recinto cuenta con 2.200 m², los cuales albergan 588 puestos de estudios, salas silenciosas, espacios para estudios grupales e individuales y un extenso espacio para estudiar, ubicado en el sector más silencioso del campus.  A ello, se suman los servicios clásicos de una biblioteca de categoría universitaria como ofrecer la bibliografía obligatoria y complementaria de los distintos programas de pre y pos grado.

“En la Sede Viña del Mar, hemos avanzado también en la disposición de horarios de atención a nuestros estudiantes, los que incluyen mantener la sala silenciosa en horario continuado y por todo el día, los días sábados y domingos, permitiendo que los estudiantes que deseen un espacio de tranquilidad puedan acceder a ellos los fines de semana”, puntualizó Ana María Cid.

Innovación tecnológica

En el año 2008 y con la finalidad de contar con un software de última tecnología capaz de ofrecer un servicio más rápido y eficiente a la comunidad, UNAB inició el proceso de migración a Symphony. Sistema para la gestión de bibliotecas, desarrollado en Norteamérica y con el que también cuentan universidades tan importantes como Stanford, Brigham Young University, Católica del Perú y librerías como New York State Library y la Detroit Public Library.

Symphony, alberga la base referencial de libros físicos de la UNAB, así como también el ingreso de los préstamos de box de estudios, entre otras cosas. Permite a los usuarios acceder a plataformas de información académica y científica disponibles en la biblioteca.

Como parte de este proceso de innovación, esta biblioteca cuenta con 140 notebooks, para préstamos a los alumnos. Servicio que les permite hacer trabajos, asistir a clases con el equipo, evitando que vengan con sus equipos personales. Según una última estadística realizada por la biblioteca de la Sede Viña del Mar de la UNAB, mensualmente, son más de 10.800 los préstamos de notebooks a los que acceden los estudiantes.

Inclusión

Como biblioteca, la Sede Viña del Mar, participa de la Red de Educación Superior Inclusiva (RESI), cuyo objetivo es intercambiar conocimientos, información y experiencia en torno a la promoción de la inclusión educacional y social de las personas en situación de discapacidad, así como también impulsar políticas públicas para garantizar los derechos de estos estudiantes.

En cuanto a este tema, UNAB, ha avanzado en la disposición de ramplas en acceso a sala de lectura, señaléticas en lenguaje braille en el acceso a la biblioteca, acceso frente a los ascensores principales e impresora braille. “Queremos realizar un proyecto, en donde invitemos a nuestros alumnos y docentes a leer libros, para grabarlos y queden disponibles para estudiantes con dificultad visual”, indicó Norma Toro.

Aprende con Nosotros

El Sistema de Bibliotecas cuenta con la Unidad de Desarrollo de Competencias en Información que es la encargada de diseñar e impartir talleres sobre diversas temáticas académicas promoviendo la alfabetización informacional de la comunidad universitaria, apoyando de esta forma el desempeño académico de los estudiantes y su aprendizaje autónomo y permanente en el tiempo. Estos talleres se realizan transversalmente en todas las bibliotecas de la Universidad, la programación ésta disponible en la página web de la biblioteca o pueden ser solicitados directamente a la Bibliotecaria Jefe de la Sede Viña del Mar.

Mejora Continua

El Sistema de Bibliotecas garantiza la calidad de los servicios y la satisfacción de los usuarios, mediante la mantención de un Sistema de Gestión de la Calidad. Con este propósito, la alta dirección planifica, bajo el esquema de lineamientos estratégicos, sus objetivos de la calidad y específicos, insertos en un Plan Estratégico propio, de acuerdo a los lineamientos declarados por la Vicerrectoría Académica, de quien depende jerárquicamente, y por la Universidad en aspectos transversales.

Como Sistema de Bibliotecas, se dispone de las definiciones para la planificación, operación y control que permitan gestionar la calidad del servicio brindado por las bibliotecas y las unidades; asegurando que las partes interesadas, entre ellas, la comunidad universitaria, otras direcciones de la Universidad, la Vicerrectoría Académica, etc. estén en conocimiento de esta política; y manteniendo el compromiso con la mejora continua en el marco del Sistema de Gestión de la Calidad.

 

Noticias relacionadas

Share This