Facultad de Medicina

El Dr. Michel Mehech Hirane, académico de la Escuela de Medicina de la U. Andrés Bello y oftalmólogo, entrega algunos consejos de cómo cuidar nuestros ojos del sol.

Escrito por

Si bien los lentes de sol deben utilizarse todo el año, independiente a la época, días soleados o nublados, según los especialistas, lo cierto que es en primavera-verano cuando aumenta la necesidad de usarlos.

Hoy, estas gafas ya no son una moda, sino que definitivamente es un elemento necesario para evitar problemas de salud.

mehech UNABSegún explica el Dr. Michel Mehech Hirane, académico de la Escuela de Medicina de la U. Andrés Bello, “el sol es fuente de salud y vida, pero al mismo tiempo hay que tenerle mucho respeto. En la piel, su exceso y exposición sin protección, provoca quemaduras que aumentan el riesgo de cáncer. Mientras, en los ojos, puede provocar quemaduras superficiales, no graves, pero sí dolorosas como la queratitis actínica”.

El oftalmólogo subraya que además “la radiación Ultra Violeta podría aumentar la prevalencia de cataratas y degeneración macular”.

El especialista y académico de la UNAB aclara que “hay dos radiaciones tóxicas para el ojo: la luz azul solar y aquella emitida por las pantallas de computadores. Para la primera, el filtro viene dentro de la masa del cristal del lente, pero para la emisión de pantalla la capa reflectiva debe ser antireflejos sobre el cristal”.

Los efectos del sol en la piscina y mar son mayores debido a la reflexión. “Se produce lo que se denomina el efecto espejo, es lo mismo que sucede en la montaña con nieve”.

Respecto a cuáles son las consideraciones a la hora de adquirir un lente de sol, el Dr. Mehech destaca que se deben comprar los anteojos en lugares autorizados, nunca en la calle, y los filtros deberían ser 400 UV y optativo si el paciente quiere que sea más o menos oscuro.

Finalmente, el experto subraya la importancia que los niños usen lentes de sol en forma precoz para protegerlos y crear el hábito en su uso.

 

Noticias relacionadas

Share This