Sugerencias para pasar la “resaca” consumiendo mariscos | VOZ DEL EXPERTO | Nutrición y Dietética UNAB
DESTACADO PORTADA

Juan Cristóbal Reyes, chef instructor y académico de la Escuela de Nutrición y Dietética de la U. Andrés Bello, explica la mejor manera para consumir mariscos y pasar la resaca tras las celebraciones de Año Nuevo.

Escrito por

El Año Nuevo es una fecha propicia para disfrutar y compartir con los amigos y la familia. Por esta razón, es común que la ingesta de alcohol sea mayor a la recomendada.

Si bien, el efecto de beber alcohol en cantidades elevadas o en ocasiones en exceso, trae consigo un estado de relajación, de alegría, lo cierto es que también puede provocar una deshidratación que, en la gran mayoría de los casos, produce dolor de cabeza o también llamada “resaca”.

Es una vieja costumbre consumir mariscos el 1 de enero justo después de las fiestas para “componer la resaca”. Pero ¿qué tan cierto es?

Juan ReyesSegún explica Juan Cristóbal Reyes, chef instructor y académico de la Escuela de Nutrición y Dietética de la U. Andrés Bello, “tiene un fundamento nutricional, ya que los mariscos son altos en zinc, hierro y vitaminas como la B6 y A, cuya concentración disminuye en el organismo después de una noche de exceso de alcohol”.

Sin embargo, existe el riesgo de pasar de una “resaca” a una intoxicación alimentaria. “Nunca es una buena alternativa comer maricos crudos, ya que puede generar trastornos alimenticios e incluso cuadros de intoxicación, por lo tanto, el llamado es a consumir pescados y mariscos cocidos, y muy importante evitar la contaminación cruzada de los alimentos”, sostiene el académico UNAB.

“Si la opción es ir a un local establecido o un restaurant la recomendación es fijarse en la limpieza general del establecimiento, en la mantención de la cadena de frío y una manipulación ordenada para evitar la contaminación cruzada”, advierte.

El chef, además, sugiere algunos platos para consumir este 1 de enero:

  • Mariscal (con mariscos cocidos), y que puede ser frío o caliente.
  • Sopa de mariscos
  • Caldillo de congrio
  • Pulmay

Cabe recordar que desde hace varios años  existe prohibición del consumo de mariscos crudos en locales de preparaciones de pescados y mariscos. Los mariscos crudos frescos y congelados pueden contener bacterias como la salmonella y la listeria, y parásitos, lombrices intestinales o gusanos planos.

Noticias relacionadas

Share This