DESTACADO PORTADA

Mario Rodríguez, académico de la Escuela de Química y Farmacia de la U. Andrés Bello, aclara algunas creencias respecto al uso de fármacos contra la alergia y consumo de alcohol.

Escrito por

El último trimestre del año es una época propicia para las alergias y para disfrutar al aire libre con algún “happy hours” después de la oficina o entre amigos.

Sin embargo, esta instancia puede ser devastadora si no se considera que los alérgicos que toman medicamentos pueden mezclar éstos con alcohol.

“No se recomienda que los antihistamínicos se consuman con alcohol, debido a que interaccionan con estos medicamentos aumentando los efectos en el sistema nervioso central, provocando sedación. Asimismo, hay que tener precaución al volante por los mismo, efectos sedativos, se han asociado a mayor riesgo de accidente automovilístico”, advierte Mario Rodríguez, ex alumno y actual académico de la Escuela de Química y Farmacia de la U. Andrés Bello.

El químico farmacéutico agrega que “el montelukast tampoco es recomendado mezclarlo con alcohol, por el aumento de mareos y efectos sedativos. En cambio, con el uso de corticoides nasales, no existe este problema y se puede beber alcohol con prudencia, sin afectar la acción del medicamento”.

Respecto a los medicamentos más innovadores para alergias, el experto destaca que “en la actualidad, la mayoría de los medicamentos para tratar el prurito, exantemas y rinititis generan su efecto a través de la antagonización del receptor de histamina H1,entre ellos, los más nuevos son los denominados de tercera generación, entre los cuales está la desloratadina y levocetirizina, estos medicamentos tiene un menor efecto sedante que los de primera generación como son la clorfernamina y difenhidramina y también que los de segunda generación como la loratadina y cetirizina, aunque esta última comparación no ha sido probada en estudios”.

El académico de la UNAB explica que “nuevos antihistamínicos están siendo probados en fase II y fase III cuyo blanco terapéutico sería los receptores de histamina H3 y H4, pero aún no han salido al mercado”.

Si bien los medicamentos más utilizados para la rinitis son los antihistamínicos, los fármacos más efectivos, según aclara el experto, “son los corticoides nasales donde está el propionato de fluticasona, furoato de mometasona y ciclesonida, este último no disponible en forma nasal en nuestro país”, concluye.

Noticias relacionadas

Share This