Mitos y verdades del consumo de pescados y mariscos | VOZ DEL EXPERTO | Nutrición y Dietética UNAB
DESTACADO PORTADA

Juan Cristóbal Reyes, Chef instructor y académico de la Escuela de Nutrición y Dietética de la U. Andrés Bello, aclara algunas creencias sobre el consumo de pescados y mariscos.

Escrito por

Según datos de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), solo 1 de cada 10 chilenos tiene un consumo habitual de pescados y mariscos en su dieta, mientras que la Encuesta Nacional de Salud arrojó que menos del 10% consume estos alimentos dos veces por semana.

“Podemos decir que los pescados y mariscos son un alimento muy beneficioso para la salud. Gracias a su contenido en grasas poliinsaturadas que disminuyen el riesgo de formación de coágulos, nos protegen ante la aparición de enfermedades cardiovasculares, y nos ayudan a reducir el colesterol LDL”, detalla Juan Cristóbal Reyes, Chef instructor y académico de la Escuela de Nutrición y Dietética de la U. Andrés Bello.

Juan ReyesDurante el verano, el consumo de estos productos aumenta, debido a que muchos aprovechan de comerlos en vacaciones en la costa.

Sin embargo, existen muchos mitos acerca del consumo de pescados y mariscos, creencias que el académico de la UNAB aclara:

  • Es peligroso consumir pescados y mariscos en verano, por el calor. VERDADERO. Pero no solo en verano, ya que siempre es importante mantener la cadena de frío de estos alimentos y, por supuesto, con el alza en las temperaturas debemos tomar aún más resguardos. La recomendación es que siempre debemos consumir pescados y mariscos cocidos.
  • El marisco contiene colesterol: VERDADERO. Los mariscos contienen colesterol. Sin embargo, es importante mencionar que existen mariscos con menor aporte de colesterol que otros. Por ejemplo, las almejas aportan con 40mg de colesterol y tan solo 76kcl por cada 100 grs de productos, los choritos aportan con 62mg de colesterol por cada 100grs y tan solo 65kcal por cada 100 grs, y el pulpo aporta 48 mg de colesterol y 52kcl por cada 100 grs. Si lo comparamos con otro alimento como el pollo que aporta 88mg de colesterol por cada 100 grs. En relación a los mariscos que tienen mayores niveles de colesterol, podemos mencionar a los calamares con 260 mg por cada 100grs, los langostinos y camarones con 200 mg de colesterol por cada 100 grs y la langosta con 150 mg de colesterol por cada 100 grs.
  • Los niños pueden comer mariscos. VERDADERO. A contar de los dos años los niños pueden consumir mariscos. Sin embargo, la recomendación es introducir este alimento paulatinamente y bajo la supervisión estricta de un adulto, ya que los mariscos son uno de los 7 alimentos que producen mayores cuadros de alergias alimentarias.
  • Es peligroso comer productos del mar durante el embarazo: FALSO. Los pescados y los mariscos pueden ser una excelente fuente de proteínas, hierro y zinc, nutrientes vitales para el crecimiento y el desarrollo del bebé. Los ácidos grasos omega-3 en muchos pescados pueden favorecer el desarrollo del cerebro del bebé. Pero algunos tipos de productos de mar, especialmente los pescados depredadores grandes, como el tiburón, el pez espada o el pangasius pueden contener niveles elevados de mercurio. Aunque el mercurio en los productos de mar no es peligroso para la mayoría de los adultos, deben tomarse precauciones especiales en mujeres embarazadas. Como lo hemos mencionado anteriormente los pescados y mariscos SIEMPRE deben consumirse cocidos. Pescados bajos en mercurio: salmón, anchoas, sardinas, trucha
  • Dan realmente alergia los mariscos: VERDADERO. Dentro de las alergias alimentarias más comunes son las asociadas al consumo de mariscos. La alergia a los mariscos es una respuesta anormal del sistema inmunitario a las proteínas presentes en los mariscos incluyendo crustáceos y moluscos, como camarones, cangrejos, langostas, calamares, ostras, machas y otros. Algunas personas alérgicas a los mariscos reaccionan con todos ellos, y otras solamente reaccionan a ciertos tipos. Las reacciones abarcan desde síntomas leves (como urticaria o nariz congestionada) hasta graves como lo es la anafilaxia lo que equivale a una reacción alérgica aguda  que puede incluso provocar la muerte.
  • El pescado conserva más el sabor al ser frito: FALSO. Las preparaciones asociadas a frituras no siempre mantienen el sabor original del producto, por el contrario, tienden a distorsionarlo. Lo aconsejable es utilizar un método de cocción bajo en grasas (a la plancha, al horno, al vapor) y condimentar o aromatizar con especias y finas hierbas. De esta manera mantendremos un producto con alto valor nutricional y sobre todo sabroso.
  • Es suficiente con enjuagar los mariscos en el lavaplatos para consumirlos: FALSO. Los pescados y mariscos deben ser muy bien lavados, conservar su cadena de frío y posteriormente llevarlos a cocción. Jamás debemos consumir pescados y mariscos sin cocinar por el alto riesgo de contraer bacterias como la salmonela y la listeria, y parásitos, lombrices intestinales o gusanos planos que pueden estar presentes en los mariscos.
  • La mejor manera de consumir mariscos es con limón y sal: FALSO. Todos los pescados y mariscos deben consumirse cocidos. No existe una única manera de preparar pescados y mariscos; pueden ser al vapor, fritos, a la plancha, al jugo, al horno, en sopa, lo importante es que los consumamos cocidos y que ocupemos los condimentos indicados para resaltar el sabor original del producto.
  • El pescado debe consumirse tres veces a la semana: VERDADERO. Debemos privilegiar el consumo de pescados en nuestra dieta, ya que es un alimento muy rico en proteína de alto valor biológico, bajo en grasas y con una alta calidad nutricional, además contiene ácidos grasos Omega 3 que presenta múltiples beneficios para nuestro sistema cardio -vascular.

 

Noticias relacionadas

Share This