Facultad de Medicina

La Escuela de Tecnología Médica fue acreditada por unanimidad por el Consejo de Acreditación del Área de Salud de ADC Acreditadora, confirmando que es una entidad comprometida con la innovación curricular y modelo educativo de la UNAB.

Escrito por

Los futuros tecnólogos médicos obtuvieron una excelente noticia: La carrera de Tecnología Médica de la U. Andrés Bello, conforme a las alternativas de juicio sobre la acreditación, fue acreditada por el plazo de 5 (cinco) años, con vigencia desde el 20 de noviembre de 2018 al 20 de noviembre de 2023.

“Recibimos la noticia con gran alegría de nuestra parte y felices de recibir este reconocimiento al trabajo realizado por un gran equipo comprometido y eficiente en sus tres Sedes. Este es un logro de nuestros estudiantes, docentes, académicos, administrativos, titulados, empleadores, y de toda la comunidad académica UNAB con su corazón en Tecnología Médica, lo que nos compromete a continuar en la excelencia y mejora continua en torno a este gran proyecto educativo, nuestra Escuela de Tecnología Médica UNAB”, reflexionó Ruth Novoa, directora de la Escuela.

Hace años que la Escuela de Tecnología Médica de la U. Andrés Bello emprendió el actual desafío de asegurar a sus estudiantes un constante perfeccionamiento en metodologías diagnósticas, dado el estrecho vínculo entre la carrera y los avances tecnológicos inherentes de la medicina.

tecnologia medica

A través de la realización de diversos exámenes, el tecnólogo médico contribuye al diagnóstico clínico sustentado en una sólida base científica, con conocimientos de vanguardia y en constante evolución. Es así como la Escuela de Tecnología Médica UNAB cuenta actualmente con los más altos estándares tecnológicos en equipamiento, insumos y espacios físicos para el desarrollo de sus actividades docentes.

Efectivamente, en las tres sedes (Santiago, Viña del Mar y Concepción) la carrera cuenta con laboratorios de docencia habilitados para la realización de pruebas diagnósticas de alta complejidad técnica y con Campos Clínicos del más alto nivel, los cuales aseguran un acercamiento oportuno y constante a la realidad clínica/asistencial en cada una de las cinco menciones que tiene la Escuela: Bioanálisis Clínico, Inmunohematología y Medicina Transfusional; Oftalmología y Optometría; Imagenología y Física Médica; Morfofisiopatología y Citodiagnóstico; y Otorrinolaringología, convirtiéndose en la única universidad privada que imparte las cinco menciones.

Un cuerpo académico y docente del más alto nivel y con experiencia tanto en el área clínica asistencial, como en gestión e investigación, apoyan a los estudiantes para aplicar protocolos diagnósticos de última generación, desde la biología molecular -a través de exámenes altamente sensibles y reproducibles-, hasta la imagenología con el uso de equipos cada vez más resolutivos, seguros y de alta demanda a nivel nacional.

“Año a año, los insumos con los cuales cuenta nuestra Escuela son actualizados de acuerdo a los nuevos desafíos que nos exige el ser una carrera ligada al desarrollo tecnológico de la medicina basada en evidencias. De esta manera, nuestros estudiantes se transforman en tecnólogos médicos altamente capacitados y actualizados en relación al conocimiento cambiante en cada una de nuestras áreas disciplinares”, agregó la máxima autoridad de la Escuela.

Finalmente, la directora de la Escuela destacó que “esta acreditación nos hace sentirnos responsables y comprometidos por seguir mejorando y proporcionando al país profesionales altamente capacitados, con sólidos conocimientos científicos y actualizados en relación al conocimiento cambiante en cada una de nuestras áreas disciplinares como lo exige el mundo de la salud”.

Noticias relacionadas

Share This